Dinero

Los empresarios turísticos están asustados ante la huelga de AENA para Semana Santa. Calculan que pueden perder cinco veces más que en la de controladores

Los empresarios turísticos están asustados. Temen que se cumpla la amenaza de 22 días de huelga anunciada por los trabajadores de AENA para Semana Santa y verano. Y, más aún, les preocupa que el Gobierno no sea contundente en los servicios mínimos.

Tanto Exceltur como la Federación de Hostelería recuerdan que la huelga salvaje de controladores de diciembre costó más de 300 millones de euros, incluyendo las pérdidas de las compañías aéreas.

Con semejante calendario las pérdidas no serían de 300 millones, sino cinco veces más, calculan. El turismo afecta al menos a 20 sectores diferentes, no solo al transporte, hoteles, ocio y restauración.

Para las patronales turísticas las previsiones de campaña en Semana Santa y verano son buenas, sobre todo por el desvío de turismo hacia zonas españolas como consecuencia de las crisis en el Norte de África (Egipto, Túnez…). Se esperaba mejorar el 1 o 2% el turismo, como el pasado, pero estos conflictos laborales internos pueden ser la puntilla.

Para los hoteleros y empresarios turísticos, “es inconcebible que se juegue con el 10% del PIB del país, que es el turismo”.

Tampoco entienden que el Gobierno no sea más prudente en su actuación, cuando está en juego un conflicto laboral en un sector como el de aeropuertos, clave para el negocio y para el país.

Si se llega a la huelga con ese calendario y sin servicios mínimos suficientes, dicen en las patronales, habrá que pedir responsabilidades, como ya hicieron en diciembre.

Hay que añadir el coste de imagen, que resulta incalculable. Se estima que la huelga de controladores provocó la pérdida de varios cientos de miles de turistas. La huelga de AENA, si se cumple, tendría un coste impredecible.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?