Dinero

Considera que las sanciones agitarían las protestas

Abertis no quiere líos con los CDR y rechaza exigirles compensaciones por sabotear los peajes

Ha valorado reclamar daños y perjuicios por las pérdidas asumidas por el paso gratuito de vehículos, pero de momento opta por la prudencia

Un miembro del CDR levanta la barrera de un peaje.
photo_camera Un miembro del CDR levanta la barrera de un peaje.

La Guardia Civil detuvo este martes en Viladecans (Barcelona) a una persona vinculada a los Comités de Defensa de la República, a quien la Fiscalía de la Audiencia Nacional investiga por rebelión y terrorismo. En cambio, Abertis, la compañía más afectada por el “sabotaje” de estos grupos a sus peajes, prefiere por ahora aplazar sus actuaciones.

En la operación, dirigida por el juez de refuerzo del Juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Diego Egea, también estaba previsto detener a otro coordinador de los CDR, en este caso un hombre en Esplugues de Llobregat (Barcelona), aunque no ha podido ser localizado, por lo que se le sigue buscando.

Según la Fiscalía de la Audiencia Nacional, la detenida y el vecino de Esplugues al que aún busca la Guardia Civil “habrían desarrollado actividades de dirección y coordinación” en los actos de “sabotaje” que los CDR llevaron a cabo durante la pasada Semana Santa, concebidos para provocar “un clima de agitación social”.

Abertis se decanta por la prudencia

Abertis fue víctima durante la operación retorno de vacaciones de varios actos de “sabotaje” por parte de los Comités de Defensa de la República como respuesta al arresto de Carles Puigdemont en Alemania.

La concesionaria sufrió cortes en algunas de sus carreteras  y varias de las barreras de peaje fueron desmontadas para permitir la circulación gratuita de vehículos.

Sin embargo, la dirección de Abertis se decanta ahora por rechazar exigir compensaciones a los responsables por el impacto económico de estos actos. En todo caso, hay abierto un debate en el seno de la empresa sobre la estrategia a seguir.

Algunos directivos de la compañía, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, consideran que no es el momento más apropiado para iniciar estos procesos y, en este momento de elevada tensión, apuestan decantarse por un perfil bajo.

Alertan de que, en caso contrario, podría provocarse un clima hostil hacia la empresa en Cataluña, especialmente desde el sector independentista, con un recrudecimiento de las protestas en las autopistas. Por ello, consideran que no se dan las condiciones de normalidad política y lo aconsejable es optar por la prudencia.

En cambio, otras fuentes aseguran que también hay directivos que exigen a la dirección de Abertis que tome medidas para evitar que estos incidentes vuelvan a producirse de forma reiterada si la tensión aumenta en Cataluña en los próximos meses. Defienden que las posibles acciones legales podrían resultar disuasorias.

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus suma cerca de 630.000 casos a nivel mundial.
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable