Dinero

Alarma en las grandes constructoras: han cobrado la mayor parte de los 4.000 millones de deuda de los ayuntamientos pero comienzan a sufrir nuevos retrasos en los pagos

Las grandes constructoras han respirado aliviadas tras la puesta en marcha del plan de pago a proveedores del Gobierno. Han cobrado ya la mayor parte de los casi 4.000 millones que les debían las administraciones públicas. Pero la alarma ha vuelto a saltar: están comenzando a sufrir nuevos retrasos en los pagos.

La construcción ha sido uno de los sectores más beneficiados con el plan de pago a proveedores de 30.000 millones aprobado por el Gobierno. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, la constructora FCC ha cobrado ya 1.400 millones de euros, pero todavía tiene pendiente recibir otros 110.

Nuevos retrasos en los pagos

Sin embargo, las alarmas han vuelto a saltar entre las grandes constructoras. Han empezado a registrar una vez más, en el arranque de 2012, nuevos retrasos en los pagos de las Administraciones Públicas.

Paradójicamente, el ministro de Economía, Luis de Guindos, declaró este martes que con el plan de pago a proveedores se busca “que no se repitan los atrasos porque eso perjudica la reputación del país”. También anunció que el Gobierno estará vigilante para que no se produzcan.

Los constructores van a intentar jugar esta baza. Concretamente, quieren reclamar al Ejecutivo que esa vigilancia se concrete “cerrándole el grifo de las trasferencias a las instituciones no paguen a proveedores”. Esperan que el compromiso de estabilidad de las cuentas públicas se lleve hasta el final y se termino con esta costumbre de “esconder facturas en los cajones para siempre”.

No se ha metido toda la facturación pendiente

Según las fuentes consultadas, los constructores también están inquietos por algunas prácticas que se han realizado durante el pago de la deuda pendiente. Algunos consistorios no han incluido en el paquete toda la facturación pendiente. Varios ayuntamientos saltaron facturas de los últimos meses de 2011 a enero de 2012 para no incluirlas en las remesas al cobro.

Tampoco se les han reconocido intereses de demora. Y algunas facturas les han sido discutidas por “formalismos”. Otro ejemplo: no se les admiten las facturas al cobro en las mancomunidades de municipios.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?