Dinero

El BCE diseña un demoledor informe para ‘asustar’ a Cataluña: si declara la independencia, sus bancos no recibirán billetes de euro y no podrán acudir a las subastas de liquidez

Después de las advertencias lanzadas ya por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo también va a responder al desafío independentista de Artur Mas. Elabora un informe en el que avisará a los máximos responsables de la Generalitat de Cataluña de las graves consecuencias económicas de la independencia y de abandonar el euro.

La Comisión Europea ha sugerido ya que si Cataluña se independiza y sale de la UE podría usar el euro como moneda pero no participaría en las instituciones -como el Eurogrupo, el Banco Central Europeo (BCE) o el fondo de rescate (MEDE)- y por tanto no tendría ningún poder de decisión, tal y como ocurre ahora con Mónaco, Vaticano, San Marino, Andorra, Kosovo y Montenegro.

Este pronunciamiento desde Bruselas se produjo tan solo horas después de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, asegurara que a pesar de que Cataluña rompiera con España, seguiría utilizando el euro como moneda.

Se interrumpirá la distribución de billetes

Pues bien. Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes comunitarias, el BCE responderá también a Cataluña en las próximas semanas, a través de un contundente informe, sobre el escenario económico demoledor que conllevaría una eventual declaración de independencia en Cataluña.

Las consecuencias desde el punto de vista jurídico que tendría para Cataluña abandonar la UE pasarían en primer lugar por su salida del euro, por lo que tendría que crear una moneda nueva con la correspondiente devaluación que traería consigo.

Además, según las fuentes consultadas, los bancos con sede en Cataluña perderían el acceso a los mecanismos de distribución de billetes, por lo que se quedarían sin efectivo y abocados con toda probabilidad a declarar un corralito para evitar un colapso total del sistema financiero.

Sin acceso a las subastas de liquidez

Por otro lado, los bancos catalanes también se quedarían sin acceso a la financiación del Banco Central Europeo (BCE), lo que dificultaría la labor de las entidades financieras de la región, al no poder acceder a las subastas de liquidez.

Como alternativa, si podrían acudir al mercado interbancario a pedir crédito, pero en unas condiciones muy desfavorables y a unos costes de financiación muy altos.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?