Dinero

Acaban de recibir un borrador desde Frankfurt

La banca acusa al BCE de torpedear la creación de empleo en España

Les exigirá el triple de provisiones para financiar a pymes que por prestar dinero a grandes compañías y conceder hipotecas

El presidente del BCE, Mario Draghi, y el ministro de Economía, Luis de Guindos.
photo_cameraEl presidente del BCE, Mario Draghi, y el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El malestar en la cúpula del Santander, BBVA, CaixaBank, Popular... con la regulación que prepara el BCE es manifiesto. Han advertido ya a Frankfurt que la normativa cierra el crédito a las pymes y pone en riesgo gravemente la recuperación económica y la creación de empleo en España.

Según ha sabido El Confidencial Digital, a través de fuentes financieras de alto nivel, el mensaje que se ha transmitido estos días al BCE es claro: la actual regulación bancariaperjudica claramente la financiación a pymes frente a la de grandes empresas y a particulares.

Defienden que, para asegurar una recuperación económica sostenible a largo plazo, es necesario que las autoridades españolas y europeas favorezcan el crédito a las pequeñas y medianas empresas, que son las principales fuentes de crecimiento y de creación de empleo.

Las provisiones se triplican en la financiación a pymes

Según la normativa de capital europea (CRD IV), la regulación obliga a los bancos aretener más capital cuando dan un préstamo a una pyme, lo que automáticamente encarece su financiación, ya que los bancos se ven obligados a aumentar los precios que ofrecen.

– Para una pyme con la mejor calidad crediticia, un banco debe retener 2,9 veces más capital que para una gran empresa equivalente y 1,6 veces más que para un préstamo hipotecario.

– Para los préstamos a pymes superiores a 1 millón de euros, un banco debe retener 3,8 veces más capital que para una gran empresa y 2,2 veces más que para un préstamo hipotecario.

Un estudio de la Autoridad Bancaria Europea recoge que cuando los bancos emplean modelos avanzados, al dar un préstamo a una pyme deben retener un 15% más de capital que para financiar a una gran empresa y 3,32 veces más que para un préstamo hipotecario.

Se favorece el crédito a hipotecas y grandes empresas

Además, según los resultados publicados por la Autoridad Bancaria Europea, los stress test de la banca penalizan las exposiciones a pymes, lo que genera incentivos a los bancos para financiar a otros segmentos.

En el stress test de 2014, los requisitos para las pymes españolas aumentaron un 32% frente a un 25% para las grandes empresas, es decir una diferencia de 7 puntos porcentuales en detrimento de las pymes.

Las pérdidas de las hipotecas de particulares fueron del 3,4% sobre el total, frente a un 15,1% para las hipotecas de pymes. En la política monetaria estándar, añaden, el Banco Central Europeo no acepta los préstamos a pymes como garantía para facilitar la financiación de los bancos, lo que encarece los préstamos a pymes.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes