Dinero

En un año se han duplicado los impagos

Banco Santander ficha a KPMG para detectar a futuros clientes morosos

Un equipo de la auditora inspecciona los créditos de dudoso cobro para identificar y alertar a la entidad de riesgos próximos de insolvencia

Emilio Botín, presidente del Banco Santander.
photo_camera Emilio Botín, presidente del Banco Santander.

El Santander ha recurrido a KPMG para que le ayude en el análisis de sus créditos dudosos. En la entidad que preside Emilio Botín preocupa que la morosidad, como en el resto de los bancos del país, se ha duplicado a cierre de 2013 con respecto al año anterior.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes bancarias, este equipo de KPMG lleva ya varias semanas trabajando 'in situ' en la Ciudad Financiera del Santander en Boadilla.

Allí, estos expertos se encargan de realizar un seguimiento de los créditos calificados como de dudoso cobro por la entidad para localizar y anticiparse a riesgos próximos de insolvencia.

El objetivo último, explican, es frenar el avance imparable de la morosidad que afecta en general al conjunto de la banca española.

Aumento de la morosidad hasta el 9%

Concretamente, el Banco Santander reconoció, durante su última presentación de resultados a finales de enero, un fuerte aumento de la morosidad desde el 3,84% de 2012 hasta el 7,49% en que acabó 2013.

En la entidad se explica esta circunstancia sobre todo por la reclasificación de los préstamos refinanciados impuesta por el Banco de España y por la caída del volumen de crédito.

Pero esta tasa no recoge el crédito inmobiliario en España, que el Santander incluye en una unidad independiente. Si se suma la morosidad de esta actividad, el total se queda en torno al 9%.

Problema generalizado en toda la banca

Pero el avance de la morosidad no es problema exclusivo de la entidad que preside Emilio Botín.

De las cuatro grandes bancos, Santander, BBVA, CaixaBank y Popular, la que peor tasa de morosidad tiene es la entidad que preside Ángel Ron. El Popular ha declarado una mora del 14,27% a cierre de 2013, lo que supone aumentar su riesgo en más de un 40% respecto al año 2012 (cerró en un 8,9%).

La base de estas cifras es sin duda el sector inmobiliario, al que el Popular y toda la banca española está muy expuesta. Excluyendo a este sector, la entidad que preside Ron tiene una tasa de 7,5%, casi la mitad de lo que suma incluyendo los créditos a la vivienda y promotores.

 

Las cifras son igual de negativas para el resto de bancos. Caixabank ha declarado una tasa de mora del 11,6%, frente al 8,6% del año 2012. Tres puntos porcentuales más en un año en el que, de nuevo, el sector enfermo es el inmobilario. El 59,3% de los créditos que ha concedido el banco que preside Isidro Fainé a este sector de la economía son de dudoso cobro para la entidad. En 2012 esa cifra era del 44%.

En el caso del BBVA, el porcentaje de créditos inmobiliarios que ha pasado a la 'ventanilla' de morosos es ya del 55,5%. La entidad tiene más controlado que sus competidores la tasa de mora en España ya que es de 'sólo' el 6,8%. Aún así, también ha subido respecto al año 2012 pues ese ejercicio finalizó en el 5,1%. Excluyendo el riesgo promotor, la tasa de mora del BBVA en 2013 es del 4,6%.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes