Dinero

Bancos y cajas aceleran la rotación de directores de oficina para impedir la concesión de créditos a morosos y ahorrar costes

Las entidades financieras han incrementado la rotación de sus mandos intermedios para frenar la concesión de créditos con riesgo de mora y ahorrar costes: los directores de oficinas son cada vez más jóvenes y se mueven más de una sucursal a otra.

Nunca pensé que tendría que volver a vender seguros” reconoce un ex director de oficina de uno de los cinco mayores bancos nacionales a El Confidencial Digital. Fuentes del sector confirman esta tendencia de “trasvase entre departamentos y, especialmente hacia las ramas aseguradoras” y reconocen un “incremento significativo y generalizado de la rotación en puestos de mando intermedios o regionales”.

Los ‘daños colaterales’ del aumento de morosidad que están sufriendo bancos y cajas se concentran especialmente en el colectivo de directores de oficina y responsables territoriales, que están viendo como sus atribuciones van mermando conforme aumenta la mora. Muchos de ellos se han visto trasladados a otras sucursales, a los servicios centrales o a departamentos que ‘olvidados’ en los últimos tiempos, como el de recobros, han tenido que ser reforzados para hacer frente a la coyuntura económica actual.

“Las entidades están en plena adaptación de sus plantillas, caracterizadas por prejubilaciones, más ralentizadas tras el verano; sustituciones en base a la movilidad geográfica y funcional y una mayor atención a todo lo que tenga que ver con la gestión del riesgo”, resume el director de una conocida firma de consultoría, que tiene entre sus clientes al Santander, BBVA o La Caixa. “Se están extremando las precauciones y eso repercute en atribuciones, margen de maniobra y criterios de riesgo mucho más limitados en lo que a dirección de oficinas se refiere. Todo ello redunda en direcciones de zona cada vez más centralizadas”, añade.

Por su parte, Pablo Cantos, socio-director de MaC Group explica a ECD que las entidades financieras están renovando sus perfiles profesionales, con vistas a alinearlos con sus nuevas estrategias y unidades de negocio. “Los objetivos han cambiado respecto a hace dos años, ahora priman los perfiles con experiencia en control de riesgos y gestión de mora”, apunta.

Comparten esta opinión expertos en contratación de varias firmas especializadas en reclutamiento para puestos directivos y financieros: “se busca gente más joven, en torno a los treinta años, con cierta experiencia pero que cobran prácticamente la mitad que los más veteranos”. Además, “al sustituir con frecuencia al director de sucursal, se consigue evitar en gran medida que se concedan créditos dudosos en pro de una larga relación comercial o por confianza, incluso amistad entre el cliente y el responsable de oficina”, matizan.

José Ignacio Rivero, presidente del Grupo Tatum coincide con Cantos al señalar que las entidades están atravesando un proceso de centralización para reducir la mora, y que ello conlleva un recorte de atribuciones en la red, que muchas veces acaba traduciéndose en que “ya no se pueden conceder créditos desde las oficinas”. “En la banca extranjera existe mucha más rotación, especialmente en Latinoamérica, pero es cierto que en los últimos meses la rotación en el sector ha crecido significativamente”.

“Cuando se producen agujeros en los cuadros de mando intermedios se suelen buscar directores en la competencia. De esta forma, contratan a gente que ya está formada para el desempeño de ese puesto con un coste muy pequeño” confirma el presidente de Tatum en España

No existe una gestión inteligente del proceso”, lamenta Rivero, quien recuerda que especialmente en oficinas “la experiencia es un activo muy importante, porque se acaban tomando decisiones propias de la ‘gran banca’ a pie de calle”. En este sentido hace hincapié en que “en España se ha estado prejubilando a gente con 49 y 50 años, lo que no deja de ser una decisión muy cuestionable”. “Acabas despidiendo al más mayor porque no eres capaz de despedir al más malo”, reconoce un directivo de recursos humanos con más de 30 años de experiencia en cajas de ahorros.

Según la ‘Encuesta de Prejubilaciones 2009’ elaborada por Towers Perrin, el 79% de las empresas del sector financiero nacional (unas 20 entidades y firmas asociadas) tiene planes de prejubilar a parte de su plantilla. El 30% de éstas prevé prejubilar a más de 500 personas antes de que acabe el año.

Pablo Plaza, socio-director de la práctica de pensiones de Towers Perrin, presentó los datos de este estudio señalando que “el debate sobre las prejubilaciones se encuentra en plena ebullición ante las necesidades surgidas en el actual entorno de crisis económica que está obligando a las empresas a buscar la reducción de costes y las sinergias en las fusiones, con el menor coste social y de imagen posible”. Fuentes de la consultora enumeran la movilidad y recolocación interna, las jubilaciones parciales o los despidos selectivos como otras medidas que, efectivamente, se están aplicando.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo