Dinero

La condición oculta del rescate de Bankia, Novagalicia y Catalunya Caixa. Bruselas exigirá al Banco de España un duro ajuste para las entidades intervenidas: despedir a 20.000 empleados y cierre masivo de sucursales

El rescate de la banca española va a tener un duro impacto en las plantillas, sobre todo de las entidades intervenidas por el Banco de España como Bankia, Novagalicia y Catalunya Caixa, que tendrán que acometer más de 20.000 despidos en total y cerrar un importante número de oficinas para recibir la ayudas comunitarias.

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes financieras, la reestructuración de bancos y cajas españoles deberá irse adoptando progresivamente y concluir en junio del año que viene. .

Los técnicos de la Comisión Europea, que han trabajado durante varias semanas en las dependencias del Banco de España junto a altos cargos del Gobierno, ya han diseñado un duro plan de ajuste para redimensionar el sistema financiero español, que afectará especialmente a las entidades que requieran de las ayudas europeas para su viabilidad.

El Banco de España tendrá trabajo extra este agosto, un mes tradicionalmente tranquilo en los pasillos del edificio de Cibeles. Según las fuentes consultadas, tendrá que preparar antes de finales de ese mes planes de reestructuración y liquidación para las entidades que han sido nacionalizadas a través del FROB (BFA/Bankia, CatalunyaCaixa, NovaCaixaGalicia y Banco de Valencia) para que sean supervisados en septiembre por los 'vigilantes' de Bruselas.

20.000 despidos y cierre de sucursales

Se estima, según estas fuentes, que serán alrededor de 20.000 los empleados de los que tendrán que prescindir en total estas entidades. Sin embargo, cabe destacar que el grueso de los despidos tendrán lugar en Bankia, que es la que mayores esfuerzos deberá asumir para lograr su viabilidad.

El rescate europeo a la banca española también supondrá una importante reducción de oficinas en los próximos meses, lo que conllevará una exclusión financiera creciente, sobre todo en zonas rurales.

Fuentes próximas a Bankia, Catalunya Caixa y Novagalicia, consultadas por ECD, confirman que están trabajando ya en planes de adelgazamiento de plantilla y oficinas, aunque prefieren no hablar sobre el número de sucursales que deberán ser clausuradas y las personas que se verán afectadas por el ajuste.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?