Dinero

El ministro de Hacienda incumplirá la promesa de aprobarla después del verano

Barones del PP acusan a Montoro de haber aparcado la reforma de la financiación autonómica por “miedo a Cataluña”

Ignacio González, Fabra, Bauzá y Sánchez Camacho le echan en cara que haya camuflado un nuevo reparto de dinero creando el impuesto a los depósitos bancarios

Rebelión de al menos cuatro barones regionales del PP contra Rajoy y contra Montoro a cuenta de la financiación autonómica. Les acusan de tratar de esconder la reforma del sistema de financiación recurriendo al recién anunciado impuesto a los depósitos bancarios, y de haberlo hecho por “miedo a Cataluña”, que le ha llevado a aplazar las prometidas negociaciones sobre el nuevo reparto de dinero.

El Gobierno anunció el pasado viernes, tras la reunión del Consejo de Ministros, la creación de una tasa a los depósitos bancarios en torno al 0,03%, que repercutirá en las comunidades autónomas. Se trata de un impuesto sobre el volumen total de depósitos de las entidades financieras, que ascienden a unos 1,45 billones de euros.

Más ingresos para las autonomías

Hacienda repartirá entre las autonomías lo que recaude mediante este tributo, con el fin de cubrir sus necesidades de financiación.

Así, con un tipo del 0,03%, los bancos tendrán que abonar 435 millones al Estado. El Gobierno ha querido evitar que cada autonomía fijara un gravamen distinto, lo que rompería la unidad de mercado y por ello ha optado por establecer uno estatal, negociado con las regiones.

La financiación autonómica no estará lista

Esta decisión de Hacienda, a pesar de que mejorará los ingresos de las autonomías, ha puesto en pie de guerra a varios barones regionales del Partido Popular, porque esconde que la reforma de la financiación autonómica queda aparcada.

Fuentes del Gobierno confirman a El Confidencial Digital que Montoro no tendrá listo para el próximo año, tal y cómo se había comprometido, el nuevo sistema de financiación.

Ese es el motivo oculto por el que el Gobierno ha activado el impuesto sobre los depósitos bancarios: evitar una merma de recursos de las regiones y eludir la protesta generalizada de los presidentes regionales.

Cuatro barones contra Montoro

El aplazamiento ha provocado la formación de un bando muy crítico con Rajoy y con Montoro, según fuentes próximas a la dirección del PP consultadas por ECD.

En él se alinean cuatro dirigentes autonómicos de peso: Ignacio González (Comunidad de Madrid), Alberto Fabra (Comunidad Valenciana), José Ramón Bauzá (Baleares) y Alicia Sánchez-Camacho (PP catalán).

Se trata de las regiones que llevan meses reclamando una reforma del actual modelo de financiación porque se sienten “maltratadas económicamente”. Madrid, Comunidad Valenciana y Baleares sí aparecen claramente en este momento como las más perjudicadas por el reparto autonómico.

Estos presidentes llevaban tiempo también presionando al ministro de Hacienda para que hiciera públicas las balanzas fiscales, de forma que se desactive el “España nos roba” que proclama Cataluña.

Acusan al Gobierno de “miedo a Cataluña”

Ahora, según las fuentes consultadas, estas regiones han hecho llegar también directamente a Rajoy y a Montoro su rechazo a que la reforma del sistema de financiación autonómica se aplace sine die, después de que Hacienda se hubiera comprometido a acometerla en el segundo semestre de este año.

 

La crítica de estos cuatro barones es contundente. Acusan en privado al Gobierno de “miedo a Cataluña”, y de que por ese motivo se niegan a modificar el sistema de financiación que correspondía revisar este año, según se acordó en el modelo anterior.

“Rajoy no sabe aún cuánto dinero hay que darle a Cataluña para aplacar sus aspiraciones soberanistas. Seguro que lo que le pida Artur Mas”, comentan desde el equipo de uno de los presidentes autonómicos disconformes con este cambio de criterio del Ejecutivo.

También le reprochan “falta de valentía”  por querer evitar el debate sobre la reforma de la financiación autonómica y ahorrarse así el enfrentamiento entre las autonomías y entre estas y el Gobierno de España.

Tres líderes regionales aplauden la decisión

Mientras, en Génova sitúan en otro bando a José Antonio Monago (Extremadura), Juan Vicente Herrera (Castilla y León) y Luisa Fernanda Rudi (Aragón).

Estos tres barones, con el presidente extremeño a la cabeza, han presionado también en los últimos meses para paralizar la publicación de las balanzas fiscales. Ahora se muestran de acuerdo con la decisión de Hacienda de aparcar el debate sobre la financiación autonómica.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?