Dinero

Los caballos no son un negocio tan rentable. Bono declaró que una parte de sus ingresos proceden de la Hípica Almenara, pero hoy esa actividad sufre una caída de beneficios espectacular

El Presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, confirmó el mes pasado que una parte de sus ingresos provienen de la Hípica Almenara. Según los datos facilitados por él mismo, obtuvo unos beneficios de 1.258.200 euros en los últimos cuatro años. Sin embargo, cargos de la Federación Nacional de Hípica así como representantes de importantes escuelas de equitación confirman el mal año del sector: han caído los beneficios y es urgente abaratar costes.

El Confidencial Digital ha analizado la situación del sector hípico en la actualidad. El resultado de este estudio refleja que la hípica es un negocio que está dejando de ser rentable y que se ha visto muy afectado por la crisis económica.

Esto es una ruina”, es el resumen que hace un cargo de la Federación Española de Hípica, que explica: “El sector atraviesa un momento muy complicado y debe intentar ser más barato y accesible para los clientes”.

Según los datos recogidos por ECD, los principales ingresos de las hípicas provienen de cuatro vías: clases de hípica, pupilaje, organización de eventos y venta de caballos. El precio de una clase va de los 15 a los 20 euros. La facturación media por clases y por pupilaje (cuidado y mantenimiento del caballo mensualmente) asciende, en un establecimiento de gran tamaño, a 70.000 euros mensuales, de los cuales habría que restar los gastos derivados de la propia actividad. Las fuentes consultadas aseguran que, de esta facturación, aproximadamente un 20 % serían beneficios, es decir, unos 14.000 euros.

La hípica ‘Casas novas’, propiedad del empresario gallego Amancio Ortega es un buen ejemplo de una hípica de gran tamaño. Fuentes de este centro aseguran: “La crisis se ha notado, pero nos mantenemos”. Destacan que lo más complicado en estos momentos es “captar clientes que traigan aquí su caballo”, es decir, que contraten el servicio de pupilaje. Este servicio cuesta, en la hípica del propietario de Inditex, 435 euros mensuales. La media del sector se sitúa sobre los 500.

La venta de caballos es otra de las opciones para obtener beneficios. La hípica madrileña ‘La Espuela’ se ha dedicado a este negocio hasta el pasado año. Acostumbraba a traer anualmente de 40 a 50 caballos de Irlanda. Su precio en el mercado iba de los 10.000 a los 20.000 euros. “Este año ya no hemos traído caballos. Existe un exceso de oferta en nuestro país porque la gente ha puesto en venta sus caballos. Los precios han caído más de la mitad”. Las clases que imparte esta hípica han pasado de 500 semanales en 2009 a 300 en 2010. A su vez la facturación en lo que va de año ha caído más de un 40%.

La organización de eventos, principalmente concursos de hípica, ha sido otro de las vías de ingresos que más se ha visto afectada este año. Según las fuentes del sector, se han notado importantes caídas en la participación. “En un concurso que habitualmente tenía más de 300 participantes, ahora ha pasado a poco más de 100”.

Las hípicas consultadas por este confidencial han mostrado su preocupación por el momento actual del sector y se han mostrado muy inquietas al ser preguntadas por la situación de sus cuentas.

 

60 años de la muerte de Marilyn Monroe

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?