Dinero

Botín, FG, Fainé, Rato y Ron tendrán que publicar su sueldo, dietas, bonus y planes de pensiones. El Banco de España ha decidido que se sepa lo que cobran los banqueros

Fernández Ordóñez se ha propuesto poner al descubierto y que se conozca públicamente lo que cobran los banqueros españoles, es decir, sueldo, dietas, bonus y planes de pensiones. Y esa decisión afectará a todos los grandes del sector, como Emilio Botín, Francisco González, Rodrigo Rato, Isidro Fainé, Ángel Ron, etc.

El gobernador del Banco de España considera que el sector financiero no puede, y menos en este momento, permitirse prácticas como las de directivos de la CAM o NovaCaixaGalicia. Y ya ha avisado a las entidades de que tienen que poner esta información a disposición del Banco de España.

El vídeo del día

Biden quiere que la “responsabilidad” de muertes por Covid en EEUU caiga sobre Trump.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, en fuentes próximas al supervisor, los últimos escándalos por las indemnizaciones millonarias en bancos y cajas han provocado que Fernández Ordóñez haya decidido exigir ese ejercicio de transparencia.

El Banco de España es consciente de la alarma social que han despertado las indemnizaciones millonarias en el sector, especialmente las que se producen en entidades que han recibido ayudas públicas del FROB o han sido intervenidas. Y también de la necesidad de claridad máxima con las retribuciones de los banqueros.

Comité de retribuciones

Según las fuentes consultadas, los bancos deberán comunicar, antes del 31 de diciembre, todas las gratificaciones que abonan a los miembros de su alta dirección, con su correspondiente justificación documental. Y, después, toda esta información será publicada.

No va a ser la única exigencia del Banco de España. Las entidades, cuyos activos totales de sus cuentas anuales de 2010 o 2011 superen los 10.000 millones de euros, deberán contar con un comité de retribuciones, que justifique sueldos, bonus, planes de pensiones y otro tipo de emolumentos de los directivos y consejeros antes del cierre del primer trimestre del próximo año.

Máxima transparencia

La nueva norma establece exactamente que las entidades facilitarán públicamente y actualizarán periódicamente -al menos una vez al año- la información sobre su política y sus prácticas de remuneración, incluidos los salarios y beneficios discrecionales por pensiones de sus administradores, altos directivos, empleados que asumen riesgos y los que ejercen funciones de control.

Los bancos tendrán que informar sobre el proceso seguido para establecer la política de remuneración, aportando información sobre la composición y el mandato de su comité de remuneraciones, y sobre el consultor externo al que se haya recurrido para establecer esa política.

También se exigirá a las entidades que reduzcan de forma considerable la remuneración variable de sus directivos y consejeros cuando la entidad obtenga unos resultados financieros mediocres o negativos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?