Dinero

Era la mano derecha de Sáenz de Santamaría

Ana Botín negocia la incorporación al Santander de Jaime Pérez Renovales como consejero

Era vicesecretario general y del consejo de administración del banco, acaba de abandonar La Moncloa y la presidenta quiere recuperarle por sus relaciones con la clase política nacional

Ana Botín y Jaime Pérez Renovales, durante su etapa en Banesto.
photo_camera Ana Botín y Jaime Pérez Renovales, durante su etapa en Banesto.

Jaime Pérez Renovales regresará con toda seguridad al Banco Santander. Esa es, al menos, la intención de los contactos discretos que la cúpula de la entidad mantiene con el ex subsecretario de Presidencia.


La idea de Ana Botín es que regrese cuanto antes al Santander. Hay quien le coloca ya, tras su salida del Gobierno, como nuevo secretario del consejo del banco. De ser así, se procedería al relevo del actual jefe jurídico, Ignacio Benjumea, que es una persona más ligada al fallecido Emilio Botín que a su hija.

Pero, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes financieras conocedoras de los planes de la presidenta, Renovales está llamado a ocupar ahora un puesto de mayor relevancia que el que dejó antes de emprender su andadura en La Moncloa de la mano de Soraya Sáenz de Santamaría.

Se prevé ofrecerle reincorporarse a la entidad con la entrada en el máximo órgano de gobierno que preside Ana Botín. Jaime Pérez Renovales dejó el banco con el cargo de vicesecretario y director general de la Asesoría Jurídica, por lo que de aceptar esta oferta escalaría posiciones en la alta dirección de la entidad.

Reforzar relaciones con la clase política

Renovales llevaba una carrera propia en el banco y era el número dos del servicio jurídico del Santander con Emilio Botín, aunque con la confianza ya de la actual presidenta de su etapa en Banesto. Fue también jefe jurídico de esta entidad cuando Ana Botín la presidía y fue nombrado después en 2009 vicesecretario general del Santander.

En la cúpula del banco se tiene en cuenta que la trayectoria de Renovales ha sido guardar siempre buena relación con el poder político. Esos contactos, que no es un terreno que Ana Botín tenga en este momento tan cultivado como su padre, se los puede facilitar ahora Pérez Renovales.

Sin ambición y del gusto de Ana Botín

Pero sin prestarse nunca a enredos. Algunos consejeros de la entidad recuerdan que Moncloa respaldó que se frustrara el deseo de Emilio Botín de mantener a Alfredo Sáenz como consejero delegado y apoyó también, por ejemplo, la multa de la CNMV por la comercialización de Valores Santander.

Sus escasas intervenciones públicas tampoco han dado muestras de que tenga ambición política, pese a que en las empresas del Ibex lo consideraban uno de los más cualificados altos cargos para ser miembro del Gobierno en algún momento. Ahora, además, simboliza el equipo del gusto de la banquera: elevada cualificación técnica, idiomas y discreción.

 

Arabia Saudi 1-2 México
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

México se queda fuera del Mundial por un gol
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?