Dinero

El Pozo está siendo el principal afectado en el sector

Casa Tarradellas se anticipó al ‘efecto Évole’ en las cárnicas abandonando los mataderos de la polémica

Vendió el 20% en Esfosa, una de las empresas donde se originó el conflicto, ante las presiones de los trabajadores señalándolas como “cómplices de la explotación laboral”

Pizza Barbacoa Casa Tarradellas.
photo_cameraPizza Barbacoa Casa Tarradellas.

A diferencia de El Pozo, otra de las grandes marcas del sector cárnico, Casa Tarradellas, se anticipó al ‘efecto Évole’. Rompió con algunos de los mataderos que comenzaban a verse envueltos en la polémica, como el de Vic. Ahora, “Le Porc Gourmet”, denunciado también en Salvados, acaba de ser objeto de una inspección de Trabajo.

Hasta hace dos años, Casa Tarradellas formaba parte del accionariado de una de las instalaciones en Vic, donde los trabajadores comenzaban a denunciar las condiciones laborales que sufría el sector.

La firma puso a la venta su paquete de acciones del 20% en Esfosa, uno de los mataderos donde se originó el conflicto laboral, en abril de 2016. En este caso, la guerra se desató tras una huelga del comité de empresa por la remuneración de los festivos.

Amenazas de ser señalada por los empleados

Al salir a la luz las denuncias, algunas calles amanecieron con pintadas contra Casa Tarradellas y los trabajadores exhibieron pancartas señalándola como “cómplice”.

Aquel encontronazo puso al descubierto las condiciones en las que trabajan los empleados de los mataderos de cerdos en Cataluña -la principal zona de productora del país-, con el 43% del mercado y unos 7 millones de animales- y prendió la mecha de una revuelta que se extendió a todos los recintos bajo el nombre de “Cárnicas en lucha”.

Se anticipó a tomar distancia en el escándalo

La compañía, símbolo de la industria cárnica catalana, decidió que había que tomar distancia en el escándalo que salpicaba al matadero y que ahora se ha amplificado a otras instalaciones con la denuncia generalizada de las condiciones laborales y sanitarias en el sector del porcino que lanzó el programa “Salvados” de laSexta.

Esta fue la explicación oficial que se dio entonces: “Especialitats Vic Carn pone a la venta sus acciones de Esfosa en sintonía con la voluntad de seguir apostando por otra categoría de su negocio, la de refrigerados (pizzas y masas frescas)”.

El Pozo y Le Porc Gourmet, principales víctimas

Así, El Pozo y Le Porc Gourmet están siendo los principales perjudicados por el ‘efecto Évole’ en el sector cárnico. La semana pasada, tres cadenas de supermercados europeas retiraron los productos de la marca murciana de sus estanterías y la propia empresa anunció que dejaría de trabajar con la granja que apareció en el espacio de Jordi Évole.

Solo un día después, furgones de la Policía Nacional se presentaron en el matadero Le Porc Gourmet, otra de las instalaciones donde los empleados denunciaron su situación laboral en el reportaje, para una inspección de Trabajo.

El matadero se encuentra en Santa Eugenia de Berga, en la comarca de Osona, donde tiene su sede Casa Tarradellas.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo