Dinero

Jesús Nuño de la Rosa, nuevo presidente

Relevo en El Corte Inglés: se acelera el cese de Dimas Gimeno para desbloquear la emisión de bonos de 1.200 millones

El conflicto interno venía dificultando la venta de deuda porque el mercado demandaba que se solucionasen antes las divergencias entre los principales accionistas

El Corte Inglés ha convocado este jueves un consejo de administración decisivo, que incluye el cese del presidente Dimas Gimeno, después de un intento de acuerdo sin éxito entre las partes enfrentadas. Uno de los motivos para acelerar el cambio en la cúpula de la compañía es desbloquear la emisión de bonos de 1.200 millones.

A principios de año, El Corte Inglés suscribió un acuerdo de financiación de su deuda por un importe máximo de 3.650 millones de euros. Alcanzó un acuerdo con Bank of America Merrill Lynch, Goldman Sachs y el Santander.

Ese acuerdo de refinanciación incluye un crédito puente por 1.200 millones de euros que debe ser reemplazado por financiación a medio y largo plazo.

El mercado de capitales, a través de una emisión de bonos, es el instrumento elegido por El Corte Inglés, junto con los bancos que lo avalan, para sustituir ese pasivo. Todas las partes se comprometieron a realizar la colocación cuanto antes.

La guerra interna está dificultando la colocación

Fuentes internas de la compañía explican a ECD que el crédito puente está penalizado con unos intereses crecientes cada tres meses. De ahí que la mayoría del consejo rechace retrasar la emisión hasta después de la celebración de la junta de accionistas, con un nuevo presidente, que tendrá lugar a finales de agosto.

Sin embargo, todos coinciden tambien en que esa apelación a los mercados de capitales exige la estabilidad accionarial de la empresa.

Un escenario que no se da en este momento, aunque El Corte Inglés se cubrió en su momento las espaldas al firmar ese préstamo puente por un año ampliable a dos.

La hoja de ruta era efectuar la emisión de bonos de 1.200 millones a lo largo de este verano. La ventana iba a arrancar cuando las cuentas del pasado ejercicio, que concluyó el 28 de febrero, fueran aprobadas en el consejo que la compañía celebró el 30 de mayo.

Frenazo al apetito inversor por las disputas

La situación en El Corte Inglés se ha convulsionado enormemente en las últimas semanas, a raíz del salto a las primeras páginas de los principales periódicos económicos de la batalla familiar por el control de la empresa.

Tal y cómo se contó hace unas semanas en ECD, responsables financieros del grupo venían manteniendo contactos no oficiales con potenciales inversores para constatar su interés en el proceso de refinanciación y las emisiones de bonos.

La conclusión de ese proceso exploratorio reveló el rechazo a tomar posiciones de la empresa en el actual contexto de crisis interna.

Los inversores se vienen declarando interesados en apostar por compañía pero reclaman antes una solución a las divergencias entre los principales accionistas. Es decir, un pacto de estabilidad para un gigante con una plantilla de casi 90.000 empleados.

Fuentes oficiales de El Corte Inglés matizan a El Confidencial Digital que nunca hubo ningún calendario oficial de colocación de la deuda.

Sin embargo, el plan que se maneja internamente es afrontar la emisión tras lograr la pacificación del consejo en las próximas semanas.

Los plazos van a depender de las condiciones del mercado para obtener el mejor precio posible. La compañía cuenta con que, llegado el momento, pueda presentarse a los inversores institucionales como un gigante de la distribución en España, con un fuerte perfil doméstico y propietario de un notable patrimonio inmobiliario.

El socio de Qatar ha reclamado una solución

La incertidumbre accionarial también amenazaba la decisión del ex primer ministro de Qatar, Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani de elevar su participación. Entró en el accionariado del El Corte Inglés en 2015 con la compra de un 10% del capital por 1.000 millones a través de un préstamo.

El plan es que el inversor catarí ostente más del 12% del capital el próximo mes de julio si capitaliza los intereses del préstamo. Un porcentaje que incluso podría llegar al 14% en función de la evolución de la empresa, pero la incertidumbre en el grupo había comenzado a influir en su decisión. Ha reclamado estabilidad para continuar adelante con la operación.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo