Dinero

Acaba de aplazar una emisión de bonos de 1.200 millones

El Corte Inglés esperará a que se pacifique el consejo para afrontar una salida a Bolsa

Los contactos con potenciales inversores han constatado que el mercado demanda que se solucionen las divergencias entre los principales accionistas

Centro comercial de El Corte Inglés.
photo_cameraCentro comercial de El Corte Inglés.

La pelea por la herencia de Isidoro Álvarez, con demandas interpuestas por la madre y el tío del presidente Dimas Gimeno contra sus sobrinas Marta y Cristina, ha sido el detonante del conflicto accionarial que vive El Corte Inglés en las últimas semanas. Un escenario que está dificultando afrontar el eterno proyecto de salir a Bolsa.


El motivo es que, tras meses de acusaciones internas, el choque ya es abiertamente hostil entre una y otra parte. Aparecen, por un lado, el presidente no ejecutivo Dimas Gimeno, enfrentado por el control de la gestión a las dos hijas de Isidoro Álvarez, Cristina y Marta Álvarez, quienes le recortaron en octubre sus poderes ejecutivos

Fuentes internas del consejo de El Corte Inglés destacan a El Confidencial Digital que, en todo caso, se trata de una batalla familiar entre dos bandos con desigual poder.

Las hermanas Álvarez gozan del plácet de la Fundación Ramón Areces, primer accionista con el 37% de las acciones, y controlan el 69% de Cartera de Valores IASA, por el 13% que detenta Dimas Gimeno. Las hijas de Isidoro Álvarez también cuentan con el apoyo de Cartera Mancor, que ostenta el 7%.

Aplaza una emisión de bonos de 1.800 millones

La tensión entre los principales accionistas comienza a trastocar el calendario oficioso de algunos hitos relevantes para el grupo. El Corte Inglés acordó en enero la refinanciación de su deuda por 3.650 millones de euros con Bank of America, Merrill Lynch, Goldman Sachs y Santander.

Después entraron en juego otras 10 entidades que participaron en el crédito sindicado en un segundo escalón: CaixaBank, Bankia, Sabadell, BBVA, Société Générale, Crédit Agricole, Credit Suisse, BNP Paribas, Deutsche Bank y Unicredit.

Ese acuerdo de refinanciación incluye un crédito puente por 1.200 millones que debe ser reemplazado por financiación a medio y largo plazo.

El mercado de capitales, a través de una emisión de bonos, ha sido el instrumento elegido por El Corte Inglés, junto con los bancos que lo respaldan, para sustituir ese pasivo. Todas las partes se comprometieron a realizar la colocación cuanto antes.

La hoja de ruta inicial era efectuar la emisión este verano. La ventana iba a arrancar cuando las cuentas del pasado ejercicio, que concluyó el 28 de febrero, fueran aprobadas en el consejo que la compañía tiene previsto celebrar el 30 de mayo.

El gigante de los grandes almacenes se encuentra, de hecho, en negociaciones con las tres grandes agencias de rating -Standard & Poor's, Moody's y Fitch-. Sin embargo, El Corte Inglés ha reconocido este martes que la operación para colocar deuda en el mercado tendrá que ser aplazada.

Frenazo al apetito inversor por el conflicto interno

La razón es que la situación en El Corte Inglés se ha convulsionado enormemente en las últimas semanas, a raíz del salto a las primeras páginas de los principales periódicos económicos de la batalla familiar por el control de la empresa.

ECD ha podido confirmar también que responsables financieros del grupo venían manteniendo contactos no oficiales con potenciales inversores, en el marco del proceso de refinanciación y las emisiones de bonos, para constatar su interés por entrar en la compañía en una futura salida a Bolsa.

La conclusión de ese proceso exploratorio ha revelado el rechazo a tomar posiciones de la empresa en el actual contexto de crisis interna. Los inversores se declaran interesados en apostar por compañía pero reclaman antes una solución a las divergencias entre los principales accionistas. Es decir, un pacto de estabilidad para este gigante que cuenta con una plantilla de casi 90.000 empleados.

Fuentes oficiales de El Corte Inglés matizan a El Confidencial Digital que no ha habido nunca una decisión tomada sobre una salida a Bolsa. Por lo que no se puede hablar formalmente de un aplazamiento.

Sin embargo, el plan que se maneja internamente es afrontar el proyecto de salida a Bolsa tras lograr la pacificación del consejo.

No se han establecido plazos concretos porque todo va a depender del tiempo que se tarde en esclarecer quién toma el timón de El Corte Inglés y qué modelo de negocio se pretende desarrollar a largo plazo, especialmente para competir con Amazon.

En ese momento, se explica, la compañía podrá presentarse a los inversores institucionales como un gigante de la distribución en España, con un fuerte perfil doméstico y propietario también de un notable patrimonio inmobiliario, libre de cargas tras la refinanciación.

El socio de Qatar comienza a impacientarse

Fuentes internas del grupo revelan también a ECD que la figura del jeque Hamad bin Jassim bin Jaber será clave en el futuro de Dimas Gimeno como presidente. El jeque, en cuya llegada participó Gimeno tras la muerte de Isidoro Álvarez en 2014, ha adoptado hasta ahora una posición neutral, aunque ha respaldado por ahora todas sus decisiones.

También se ha mantenido al margen de los conflictos internos que vive El Corte Inglés. Sin embargo, según las fuentes consultadas, el socio de Qatar “comienza a impacientarse” y se plantea reclamar que se avance en los pasos necesarios para una salida a Bolsa y hacia una gestión profesionalizada de la compañía, con la incorporación de un mayor número de consejeros independientes.

Hay que recordar que el próximo mes de junio expira el plazo de tres años para que el préstamo que realizó entonces de 1.000 millones se convierta en una participación del 10% de El Corte Inglés. Un paquete que puede llegar hasta el 14% en la junta de accionistas de agosto si se cumple el plan de negocio.

En el caso de que el jeque bin Jaber decidiera no capitalizar su inversión, la firma tendría que reembolsarle un total de 1.400 millones. Por ello, los próximos movimientos del jeque tiene estos días “inquietos” al resto de consejeros del grupo. Y especialmente a las hermanas Álvarez.


Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes