Dinero

David Álvarez no está dispuesto a rendirse en la guerra con sus hijos rebeldes por el control del imperio Eulen, que incluye las Bodegas Vega Sicilia

Algunos lo llaman el 'culebrón Gran Reserva'. La familia Álvarez Mezquíriz continúa pleiteando por el control del imperio Eulen, que incluye las famosas Bodegas Vega Sicilia. El padre y fundador, David Álvarez, mantiene en los tribunales la guerra con sus cinco hijos rebeldes: ha ganado dos pleitos y ha recuperado la presidencia de Eulen, pero no ha recuperado las bodegas. El patriarca, de 85 años, no ceja pese a tener una salud delicada.

La guerra familiar por Eulen, la mayor firma de servicios a empresas de España, amenaza con ser un culebrón interminable según medios allegados al entorno familiar. Los cinco hijos rebeldes del fundador persisten en alargar los pleitos al infinito, en su lucha por hacerse con el grupo, del que ya están fuera.

Llevan tres años con demandas cruzadas en los tribunales, tras intentar desalojar a su padre del poder, primero por las buenas, invitándolo a jubilarse, y luego por las malas. El conflicto, lejos de amainar, no tiene pinta de acabar ni pronto ni bien, según ha sabido El Confidencial Digital en medios cercanos a las partes enfrentadas.

Un grupo goloso

Eulen es un goloso grupo, que factura más de 3.000 millones, con 80.000 empleados en 13 países. Dedicado a la limpieza, seguridad, mantenimiento, asistencia sociosanitaria y un largo etcétera, es sujeto de un conflicto familiar, de poder y herencia, no visto desde hace décadas en España.

En enero de 2010, los cinco hijos rebeldes, Emilio, Juan Carlos, Pablo, Marta y Elvira, desalojaron a su padre de la presidencia de Eulen mediante un golpe de mano. Sin embargo, don David ganó un recurso en los juzgados y recuperó el poder a los pocos meses.

Los hijos volvieron a la carga y le desalojaron de El Enebro, la firma que controla las bodegas Vega Sicilia y otras bodegas de Ribera del Duero y Toro. El padre volvió a llevarles al juzgado y volvió a ganar, pero esta vez no se ha ejecutado la sentencia ya que está recurrida.

Atrincherado en Eulen

David Álvarez se ha atrincherado en Eulen, donde controla el 60% del capital con sus hijos fieles, Jesús David y María José, y espera tranquilamente a que los jueces le devuelvan El Enebro.

Por su parte los hijos díscolos confían en ganar las demandas cruzadas con su padre, o en su defecto, que su padre, de edad avanzada y con problemas de salud, termine por reconciliarse con ellos.

Lo que transmite don David, operado de corazón este pasado verano, es que no tiene una salud tan mala como para jubilarse, y que tampoco está por la labor de ceder en los pleitos, a menos que los hijos se arrepientan de su conducta.

El patriarca confía en vivir lo suficiente para ver cómo los tribunales le devuelven El Enebro y el control de las bodegas Vega Sicilia, que ahora preside su hijo Emilio Álvarez.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable