Dinero

Fuerte división en las empresas

Desmovilización en Cataluña ante la huelga del 8-M por mezclar la independencia con el feminismo

Los sindicatos han encontrado dificultades para conseguir la adhesión de mujeres a los paros por la introducción de reivindicaciones soberanistas

El 1-O y el 155 se colaron hace unos días en la huelga feminista de este 8 de marzo en Cataluña. Los sindicatos lamentan que la inclusión de referencias a las cargas policiales y la reivindicación de recuperación del autogobierno en el manifiesto han provocado división en las empresas y desmovilización entre las trabajadoras catalanas.

La versión catalana del manifiesto de la comisión 8-M de cara a la huelga feminista incluye referencias independentistas al denunciar “la escalada de represión” que se está viviendo en Cataluña y “las cargas policiales del 1 de octubre con denuncias de agresiones sexuales”.

El texto difundido en Cataluña, que difiere del consensuado a nivel nacional, hace también alusión a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y exige “su inmediata suspensión”

Las menciones al 1-O y al 155 han reabierto el debate sobre la politización de la iniciativa. Voces del PSC, principalmente, han criticado el contenido de un manifiesto que responde, en teoría, a un movimiento internacional. Y han lanzado uno propio.

Ha generado fuerte división en las empresas

Fuentes sindicales explican a El Confidencial Digital que esta situación ha generado “graves discusiones” y “situaciones de tensión y fuerte división” entre las empleadas de algunas empresas catalanas.

Rechazan que los colectivos independentistas hayan hecho suyo el manifiesto y reconocen que han encontrado dificultades para conseguir la adhesión de mujeres a los paros por la introducción de denuncias soberanistas

“Se ha cargado la unidad de acción”, critica una veterana sindicalista catalana. “Es legítimo que cada uno defienda lo que quiera, pero esto no corresponde al sentido de una manifestación unitaria. A mí y a muchas nos incomoda llegar a una manifestación y que esté llena de esteladas, carteles y consignas independentistas”, protesta.

La Comisión 8 de marzo se ha desmarcado

Por su parte, la Comisión 8 de marzo, que aglutina al movimiento feminista a nivel estatal y coordina la huelga, se ha desmarcado de la polémica.

Puntualizó que los manifiestos pueden incluir en cada comunidad autónoma reivindicaciones que les afectan particularmente, “siempre que haya consenso en el movimiento feminista de ese territorio”. Algo que en Cataluña no ha ocurrido esta vez.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo