Dinero

Las grandes empresas cerrarán filiales fuera de España. Es la consecuencia del nuevo ‘impuestazo’ de Montoro que eliminará deducciones en el extranjero de las que ahora se benefician

Las grandes empresas se preparan para 'digerir' más impuestos en este ejercicio. A partir de ahora, Hacienda no les permitirá, entre otras cosas, deducir fiscalmente las pérdidas en sus sociedades fuera de España. Esta circunstancia les obligará a cerrar filiales en el extranjero. Muchas de las compañías del Ibex 35 ya lo se están planteando.

“Los nuevos impuestos van a destrozar las cuentas de la mayoría de las empresas”. Así se expresa en privado un alto cargo, con el que ha hablado El Confidencial Digital, sobre la nueva normativa que proyecta el Gobierno, y que eliminará algunas deducciones fiscales de las que ahora se benefician las grandes compañías.

“Es más, nos obligará a tener que cerrar sucursales fuera de España para poder asumir la nueva carga fiscal”. De hecho, muchas de las grandes empresas españolas consultadas por ECD ya tienen encima de la mesa esa posibilidad.

No permitirá deducir las rentas negativas

Concretamente, el Gobierno eliminará la deducibilidad de las grandes empresas por las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de establecimientos permanentes.

La nueva normativa imposibilitará la compensación de las rentas negativas de los establecimientos permanentes en el exterior, es decir, sucursales u oficinas que las empresas abran en otro país.

Al no permitir reducir los beneficios en España con las pérdidas de estos establecimientos, obligará a las sociedades a tributar por un beneficio mucho mayor, es decir, se pagarán impuestos por estas pérdidas.

Deterioro de la cartera de participadas

También se eliminará la deducibilidad por las pérdidas por deterioro de la cartera de valores.

Esto significará que cuando las acciones bajen y las sociedades tengan menos beneficios, no se tendrá en consideración esta disminución de beneficios, haciéndolas tributar por tanto por beneficios que no han ganado, con su correspondiente merma de liquidez.

Se persiguen recaudar 2.500 millones

Fuentes próximas al Gobierno explican a ECD que Hacienda espera recaudar alrededor de 2.500 millones con este nuevo ‘impuestazo’ a las grandes empresas.

Se defiende que después de unos meses especialmente duros para los contribuyentes de a pie, con brutales subidas de impuestos, también es el momento de ‘tocar’ la fiscalidad de las grandes compañías con una homologación del Impuesto de Sociedades al del resto de los países europeos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?