Dinero

Ha gastado 56.000 millones en seis años

El Gobierno dejará bajo mínimos la hucha por el ‘subidón’ de las pensiones

Quedan 8.095 millones en el Fondo de Reserva, se iban a utilizar este año 3.826, pero el anunciado incremento del 1,6% lo va a situar por debajo de los 2.000 millones

Fátima Báñez y Mariano Rajoy.
photo_cameraFátima Báñez y Mariano Rajoy.

La subida de las pensiones atendiendo al IPC va a abocar a la Seguridad Social a un desfase descontrolado a pesar de que la recaudación por cotizaciones sobre el empleo crezca incluso por encima de lo presupuestado. Un escenario que obligará al Gobierno a dejar bajo mínimos el Fondo de Reserva.


Hace menos de un mes, el Gobierno tenía la firme voluntad de no agotar el Fondo de Reserva como puede deducirse del proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado por Cristóbal Montoro para 2018.

Para evitarlo -y eludir los titulares y el desgaste político que lleva aparejado- ha incrementado casi un 50% el crédito del Estado que ya extendió el año pasado para pagar las pensiones.

En 2017, el préstamo ascendió a 10.120 millones y se consumió en su totalidad. Para este ejercicio, el dinero que se pondrá a disposición de la Seguridad Social ascenderá a 15.164 millones.

El crédito no será suficiente para pagar las pensiones

Sin embargo, este crédito no será suficiente para cubrir el desfase y el Ministerio de Empleo tendrá que recurrir al Fondo de Reserva. La previsión, antes de la subida anunciada tras el pacto con el PNV, era utilizar una cantidad mucho menor: 3.826 millones, lejos de los 10.000 millones que fueron retirados en 2017.

Esto suponía que la hucha de las pensiones no se consumiría si los Presupuestos se cumplían. Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la situación financiera del Estado, la subida de las pensiones del 1,6% (según el IPC) dejará bajo mínimos el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

En el capítulo de los gastos, el organismo público desembolsará 148.832 millones, un 4% más respecto del año anterior.

El desfase entre ingresos y gastos es de casi 18.650 millones. Esta cantidad es algo inferior a la suma del crédito habilitado por los presupuestos más la extracción prevista del Fondo de Reserva (18.990 millones). Por tanto, las cuentas del Estado solo permitían una desviación de 340 millones este ejercicio.

La hucha quedará por debajo de los 2.000 millones

Según las fuentes consultadas por ECD, las cantidades que sumarán ahora el crédito de 15.164 millones y el dinero que se preveía retirar en 2018 de la hucha de las pensiones, donde quedarán entonces 4.269 millones (ahora acumula 8.095), no serán suficientes para afrontar todas las mensualidades y las extras que se deben abonar este año.

En cada paga extra se producen unas exigencias adicionales de cerca de 9.000 millones de euros, tal y cómo reconocen altos cargos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Por eso, la cantidad que el Gobierno necesita anualmente para pagar todas las prestaciones y sus complementos específicos supera ampliamente los 18.000 millones.

La subida de las pensiones mínimas de entre el 1% y el 3%, que anunció inicialmente el Ejecutivo en marzo para aplacar las manifestaciones de jubilados en las calles de toda España, suponía ya un coste de 1.000 millones para la Seguridad Social.

Las fuentes consultadas por ECD apuntan que el Gobierno baraja un coste para el último incremento pactado con el PNV de alrededor de unos 2.000 millones de euros. Sumadas ambas cantidades, el coste total se aproximará a los 3.000 millones.

Fuentes del Gobierno reconocen que las cotizaciones sociales no serán capaces de hacer frente al gasto que va a generar el incremento de las pensiones durante todo este año. Un escenario que, admiten, obligará a recurrir al Fondo de Reserva en una cantidad más alta de la prevista, que quedará entonces por debajo de los 2.000 millones.

Argumentan que los ingresos por cotizaciones serían suficientes para pagar la nómina mensual. Pero cuando se aproxime el momento de abonar las extras, es decir verano y Navidad, la recaudación resultará insuficiente y entonces el Ejecutivo sufrirá tensiones de liquidez.

El Fondo de Reserva sólo tiene dinero para una extra

La hucha de las pensiones ha sufrido una fuerte caída de fondos en los últimos años. Desde 2012, el Gobierno de Mariano Rajoy ha tenido que acudir de manera recurrente al Fondo de Reserva, que en su día llegó a acumular más de 66.000 millones

En la cúpula económica del Gobierno no se oculta la “gravedad” de la situación. Se tiene en cuenta que, cuando arrancó la crisis, en el año 2008, la hucha de las pensiones tenía 57.158 millones de euros. En 2011, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dejó La Moncloa, la cantidad era de 64.374 millones.

En la actualidad, no es sólo que el remanente haya bajado a 8.095 millones, una cifra equivalente a una sola paga extra. Es que, además, la Seguridad Social era el único organismo público que comenzó la crisis con superávit y a día de hoy es el único que se encuentra en números rojos.

El Gobierno se vio obligado a reconocer ante Bruselas que el déficit de la Seguridad Social cerró el año pasado en los 18.609 millones de euros, 513 más que el anterior. Es decir, registró el mayor agujero de su historia, el equivalente al 1,6% del PIB.

Sin embargo, este año prevé que el déficit sea menor por la mejora del mercado laboral. Las previsiones del Ejecutivo para el cierre de 2018 reducen los números rojos al 1,1% del PIB, equivalente todavía a 13.400 millones.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable