Dinero

Los expertos coinciden: el Gobierno tendrá que bajar al 1% su previsión de incremento del PIB a pesar de su apelación desesperada a la exportación

El Gobierno mantiene todavía oficialmente que España crecerá el 1,3% este año. Sin embargo los servicios de estudios de la banca, las Cámaras de Comercio y los analistas que chequean habitualmente sus análisis con el ministerio de Economía creen que el Gobierno, más pronto que tarde, la bajará a la barrera del 1% .

“Se trata de defender como sea que España crece pese a todo, aunque sea una cifra simbólica e insuficiente” según fuentes de las Cámaras de Comercio. Eso significa que no se creará empleo (se logra a partir del 2% de crecimiento del PIB) y que seguiremos languideciendo, “pero nos defiende comparativamente frente a  los países europeos que siguen cayendo, el resto de los países periféricos, todos tocados y rescatados”, según estas fuentes.

El  Ejecutivo lo fía todo a la exportación, que puede aportar el 0,9% al PIB y tira muy fuerte en lo que va de año, pero lo que no tira es la demanda interna, que está plana, según el Círculo de Empresarios, y sobre todo el consumo, que es el renglón más fuerte de la demanda interna.

En el consumo, la confianza en el futuro es fundamental. Y el clima actual no es propicio: todas las encuestas del  CIS reflejan que el 80% de los españoles ven mal el año económico.

La confianza del Gobierno en el sector exterior tiene algún  fundamento. Los datos de exportación  del Ministerio de Industria y Comercio, en lo que se conoce, dan crecimiento en algunos sectores del 25% y 29%, pero son sectores con tradición exportadora  y muy internacionalizados, que están acelerando las ventas exteriores porque el mercado interior no tira.

“Pero el sector exportador, por sí mismo, no tiene arrastre para recuperar la economía española”, señalan tanto en el Círculo de Empresarios como en las Cámaras de Comercio.  Sería una locomotora, si el sector exportador fuera el 50%  del PIB, como ocurre en Alemania, mientras que España no llega a la mitad del nivel alemán.

A la predicación del Gobierno de  “exportar es nuestra salida”  (como dijo Alfredo Bonet, Secretario de estado de Comercio), se ha sumado  ahora Arturo Fernández, presidente de CEIM y vicepresidente de  CEOE, que en sus últimas comparecencias repite el slogan de  que “la empresa que no salga al exterior lo tendrá muy mal”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes