Dinero

De Guindos plantea a Caixabank, BBVA y Santander participar en una ‘solución’ al problema de Bankia si Rato fracasa. El ministro llamó el lunes a los tres presidentes

El Gobierno está preocupado por la situación de Bankia. Luis de Guindos tiene prisa por resolver el futuro de la entidad que lidera Caja Madrid y Bancaja. Por eso, no ha tenido reparos en telefonear a los tres grandes banqueros del país, Isidro Fainé, Francisco González y Emilio Botín, para allanar una posible gran operación bancaria si fracasa el proyecto en solitario que defiende Rodrigo Rato.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, el ministro de Economía busca estos días una solución última para Bankia, después de que los duros ataques a la banca española, desde el Fondo Monetario Internacional y Standard & Poors, colmaran la paciencia del ministro. Y es que el ‘dardo’ del FMI iba directamente contra Bankia, aunque no llegara a citarle expresamente.

Uno de los primeros movimientos de Luis de Guindos ha sido iniciar una ronda de contactos al máximo nivel con los presidentes de las tres grandes entidades financieras españolas para sondearles sobre su disposición a una gran operación para ‘salvar’ a la entidad que preside Rodrigo Rato.

Se concretó en sendas llamadas telefónicas personales, el lunes, desde el ministerio, a los máximo dirigentes de Caixabank, BBVA y Santander.

Trocear la entidad

Entre las alternativas que desde el Ejecutivo se está trasladando a los tres bancos más importantes, en la línea de que participen en una maniobra de urgencia, es trocear Bankia y repartirla entre ellos. Se trata de que Caixabank, BBVA y Santander evalúen que volumen de activos están dispuestos a asumir cada uno.

Según las fuentes consultadas por ECD, De Guindos trata de evitar una recapitalización de la entidad que preside Rodrigo Rato a través del FROB, una de las opciones que también está encima de la mesa del ministro de Economía.

No se cree en el proyecto de Rato

En el entorno del ministro De Guindos se considera que el banco que preside Rodrigo Rato tendría que haber planteado una fusión en estos últimos meses para asegurar su viabilidad futura. Y piensan que aún tiene tiempo para hacerlo hasta el día 31 de este mes.

El Gobierno nunca ha creído en el proyecto en el que Rato y su equipo están trabajando ahora, en la línea de que el banco siga su andadura en solitario, sin fusiones de ningún tipo. Al contrario, ha propugnado que Bankia participara en el ‘baile’ de entidades para cerrar el mapa del sector financiero en España. Pero Rodrigo Rato siempre se ha resistido a una absorción por fusión.

 

La lentitud del Banco de España

Otro de los aspectos que tiene ‘quemado’ a Luis de Guindos es la lentitud del Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, para pronunciarse sobre la viabilidad o no de una Bankia en solitario.

El ministro le ha exigido una respuesta concreta para mediados de este mes, porque el Gobierno quiere despejar ya, y de una vez por todas, cualquier incertidumbre sobre la banca española.

Según las fuentes consultadas, en el entorno del propio Rajoy se comenta en privado que la reforma financiera va excesivamente lenta.

De Guindos tiene una cosa clara: los inversores van a medir la viabilidad y seriedad de la reforma financiera española por lo que ocurra con Bankia. Y España no se puede permitir errores en este proceso, porque la confianza y la credibilidad del país están en juego.

Termina el voto rogado. Ahora será más sencillo votar desde el extranjero a 2 millones de españoles

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?