Dinero

Otra ‘operación Lola Flores’

Hacienda utiliza el fraude de Màxim Huerta para asustar a abogados, economistas y médicos

Son colectivos que crean sociedades para cargar ingresos profesionales. Se están produciendo visitas de inspectores a despachos y consultas

photo_cameraMaxim Huerta.

Si, en el pasado, Hacienda persiguió a Lola Flores, convirtiéndolo en un caso ‘ejemplificador’ para animar a cumplir con el fisco, ahora la Agencia Tributaria aprovechará el revuelo provocado por el fraude del ex ministro Màxim Huerta para asustar a colectivos de profesionales que utilizan sociedades con objeto de reducir su factura fiscal.


Este tipo de actuaciones, centradas en personas relevantes, y que por tanto provocan un gran impacto mediático, buscan un objetivo claro: servir como aviso a navegantes para que el conjunto de la población cumpla con sus obligaciones tributarias.

Se trata de ‘educar’ en el principio de que todos tienen que cumplir con Hacienda, y la publicidad dada a las inspecciones a personajes famosos pretende ser utilizada también como seria advertencia de lo que les puede ocurrir a los que no se encuentran al día con el fisco.

Tras los famosos, a por abogados, médicos...

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes próximas a la Inspección de Hacienda, la ofensiva contra las sociedades pantalla en el ámbito del espectáculo y el periodismo ha pasado ahora a poner en la diana a otros profesionales, como abogados, economistas y médicos.

Los inspectores van a intensificar las revisiones durante las comprobaciones de las declaraciones de la Renta de este año.

La Agencia Tributaria lleva ya varios ejercicios practicando controles sobre las sociedades instrumentales, sobre todo de artistas y deportistas, que pretenden así pagar menos impuestos y deducirse gastos personales.

Cuenta para ello con unidades específicas y con instrucciones concretas sobre cómo detectar irregularidades en estas sociedades y levantar las actas.

La irregularidad es que, si un profesional cobra su sueldo a través de una sociedad, tributa este ingreso al tipo nominal del 25%. Pero, si lo cobra en la nómina, como corresponde, se le aplica la escala del Impuesto sobre la Renta a tipos marginales, que alcanzan hasta el 52% de media.

Una diferencia porcentual que, en el caso de elevadas retribuciones, se traduce en miles de euros menos para las arcas públicas.

Visitas a despachos y a consultas de particulares

Según las fuentes consultadas por ECD, la ofensiva ha arrancado ya. En algunas ocasiones, los inspectores de Hacienda se han presentado físicamente en despachos de abogados, de asesores fiscales y en consultas de médicos particulares, para comunicarles que estaban siendo objeto de una investigación.

Se está siguiendo a profesionales que facturan sus trabajos a través de sociedades porque considera que no pagan el IRPF y el IVA correspondientes a las cantidades que ingresan por su desempeño profesional.

Como posible solución para corregir ese desajuste, los inspectores les están sugiriendo que se asignen y cobren un sueldo de esas sociedades, y que tributen a Hacienda por esas cantidades.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo