Dinero

Ángel Acebes, Ignacio López del Hierro (Iberdrola) y Nemesio Fernández Cuesta (Repsol), los mediadores ante Presidencia para que el Gobierno tumbara la ‘enmienda Florentino’

Ángel Acebes, Ignacio López del Hierro –marido de María Dolores de Cospedal- y Nemesio Fernández Cuesta han resultado decisivos para convencer al Gobierno de la necesidad de tumbar la controvertida 'enmienda Florentino'. También han protestado en Moncloa otras importantes empresas del Ibex para que el Ejecutivo recuperase los blindajes de las empresas estratégicas del país por el desplome de la Bolsa.

El Congreso de los Diputados aprobará hoy de forma definitiva la nueva Ley de Simplificación de las Obligaciones de Información y Documentación de Fusiones y Escisiones de Sociedades de Capital, en la que se elimina la llamada 'enmienda Florentino' apenas dos años después de que fuera aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes empresariales, las buenas relaciones de las que gozan con el Gobierno de Rajoy los dos nuevos consejeros de Iberdrola, Ángel Acebes e Ignacio López del Hierro, y el número dos de Repsol, Nemesio Fernández Cuesta, han sido claves para que Moncloa decidiera eliminar la polémica enmienda.

Golpe a Florentino Pérez

Esta abolición vuelve a suponer un cambio en la relación de fuerzas en el pulso que mantiene ACS por participar en la gestión y control de Iberdrola. La batalla protagonizada por Florentino Pérez, presidente y accionista de la constructora, e Ignacio Sánchez Galán, su homólogo y rival al frente de la energética, ha llegado hasta el Tribunal Supremo a cuenta de la controvetida medida.

Y es que la norma aprobada por el Gobierno de Zapatero facilitaba que ACS y Sacyr, en gran medida, pudieran controlar Iberdrola y Repsol al obligar a estas empresas a abolir los blindajes que no permitían a cualquier accionista a votar por más del 10% del capital, aunque fuese dueño de un porcentaje mayor.

Blindajes accionariales

El desplome de la Bolsa ha dejado a las grandes empresas españolas en una situación muy vulnerable. Ante esta situación, el riesgo de oferta hostil está al alcance de cualquier inversor extranjero. Y más, en este momento, en el caso de Repsol tras la expropiación de YPF en Argentina.

El Gobierno ha decidido blindar a las compañías estratégicas, como las de sectores como defensa, energía, transportes y comunicaciones, limitando los derechos de las empresas extranjeras, después de recibir reclamaciones formales en Moncloa de los propios presidentes de las principales compañías españolas.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes