Dinero

Investigación en el sector eléctrico

Inquietud en Iberdrola: los responsables de manipular precios se enfrentan a seis años de cárcel

La CNMC va a acelerar el proceso para que el dictamen esté listo en un mes

José Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
photo_cameraJosé Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Preocupación en la cúpula de Iberdrola. Lo que menos inquieta puede ser una multa económica de la CNMC si detecta manipulación de precios. Pero si trae de cabeza a los directivos de la eléctrica las posibles demandas de asociaciones de consumidores que pueden desembocar en penas de hasta seis años de prisión para los todavía presuntos responsables.

En todo caso, la investigación abierta por la CNMC puede suponer como máximo un castigo económico para la empresa y la inhabilitación para operar en el sector durante un tiempo.

Pero si puede desencadenar posteriormente a su dictamen las demandas de asociaciones de consumidores, muy activas en los últimos meses contra las compañías eléctricas.

Por ello, según ha sabido El Confidencial Digital, lo que de verdad inquieta a la cúpula de Iberdrola son las penas de cárcel que recoge el Código Penal por manipulación de precios.

Unas condenas que podrían poner en apuros a los presuntos directivos responsables de estas prácticas, siempre y cuando la CNMC consiga demostrar la acusación que realizó este martes.

Penas de hasta seis años de cárcel

Según establece el artículo 281 del Código Penal, “el que detrajere del mercado materias primas o productos de primera necesidad con la intención de desabastecer un sector del mismo, de forzar una alteración de precios, o de perjudicar gravemente a los consumidores, será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años y una multa de doce a veinticuatro meses.

La condena puede llegar incluso a los seis años de cárcel cuando estas prácticas además causen un grave daño a los intereses generales (Art. 285.2).

El dictamen, antes del verano

Fuentes del sector aseguran que Competencia ha acelerado este proceso y lo más probable es que se solucione antes del verano.

“Ahora hay 15 días de plazo para que Iberdrola presente las alegaciones correspondientes y, posteriormente, la CNMC no quiere dilatar mucho el proceso en el tiempo. Aunque hay hasta 18 meses para resolverlo, lo tienen todo claro y en menos de un mes podrían hacer pública la conclusión”, explican fuentes del sector.

Un portavoz oficial de la CNMC ha asegurado que no puede “dar detalles de un proceso abierto”. “Ahora esperamos las alegaciones de la compañía y luego tenemos hasta 18 meses para decir algo. Cuando los técnicos acaben, lo haremos público”, explican.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?