Dinero

Llevaban meses distanciados

Isidro Fainé prescinde de Juan María Nin en Caixabank por diferencias personales

La relación se había “desgastado”. El presidente le dejó fuera del nombramiento de Josu Jon Imaz en Repsol

El consejero delegada de Caixabank, Juan María Nin, y el presidente, Isidro Fainé.
photo_camera El consejero delegada de Caixabank, Juan María Nin, y el presidente, Isidro Fainé.

Sorpresa en el mundo económico y financiero. Juan María Nin abandona Caixabank. Las diferencias personales entre el presidente Isidro Fainé y su hasta ahora consejero delegado han acabado en el cese de éste último como número dos de la entidad.

El consejo de administración de Caixabank acordó este lunes nombrar a Gonzalo Gortázar nuevo consejero delegado de la entidad, en sustitución de Nin.

Gortázar, de 48 años, era en la actualidad director general de CaixaBank y anteriormente había ejercido como consejero delegado de Criteria.

Fuentes del sector financiero consultadas por El Confidencial Digital atribuyen a las diferencias y “falta de sintonía” entre los dos principales directivos como el detonante de la salida del hasta ahora número dos de La Caixa.

“Llevaban meses sin hablarse. Mantenían una relación educada, pero no la confianza y la comunicación que deben tener un presidente y el consejero delegado”, asegura un alto cargo conocedor de la relación que ambos mantenían en las últimas semanas.

Nin quedó fuera del nombramiento de Imaz

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican también que uno de los episodios que han puesto de manifiesto esta falta de comunicación y “desgaste” entre ambos ejecutivos se produjo hace unas semanas con el nombramiento de Josu Jon Imaz como CEO de Repsol.

Mientras que Fainé si participó en la elección del ex político vasco y apoyó su designación como número dos de la petrolera junto a Antonio Brufau y Manuel Manrique (Sacyr), Juan María Nin se quedó fuera de ese círculo de decisión.

Se enteró del movimiento con solo 24 horas de antelación. Ese gesto del presidente le molestó profundamente. En algunos ámbitos financieros se había especulado también con las aspiraciones de Nin de convertirse en aquel momento en consejero delegado de Repsol, en lugar de Imaz. Una operación que no prosperó.

Salida amistosa del banco y de mutuo acuerdo

Sin embargo, en Caixabank aseguran que el relevo de Nin al frente del banco se ha realizado de mutuo acuerdo y de forma totalmente amistosa. Se trata de una salida pactada y ordenada una vez culminada la reordenación del grupo financiero y de todos los cambios que ha supuesto la aplicación de la nueva ley de cajas.

El relevo se produce después de la constitución del Patronato de la Fundación Bancaria La Caixa, que también preside Fainé, y que es la principal accionista de Caixabank.

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?