Dinero

Telefonearon a La Moncloa en nombre del Consejo para la Competitividad

Mensajes de Alierta y Galán a Rajoy: “Los cambios en el Gobierno han de ir más allá que sustituir a De Guindos y Wert”

Tras el 24-M, transmitieron al presidente su impresión de que el Ejecutivo "está paralizado y así perderá las generales”. Y que dejarán de enredar con la candidatura de Sáenz de Santamaría

Llamadas de empresarios VIP a La Moncloa. Un mensaje claro al presidente: Los cambios en el Gobierno tienen que ir más allá de sustituir a Wert y De Guindos, para ganar las generales y garantizar la estabilidad del país. A cambio, se han comprometido a dejar de impulsar a la vicepresidenta como alternativa a Rajoy y cerrarán filas con el actual jefe del Ejecutivo.


Mariano Rajoy sostuvo ante la ejecutiva nacional del PP que no pensaba hacer cambios en el partido y el Gobierno pese a los malos resultados del 24-M. Así de convencido parecía en las horas posteriores a las elecciones.

El martes, algunos barones relevantes -José Ramón Bauzá, Alberto Fabra y Luisa Fernanda Rudi- se desmarcaron de la estrategia de inmovilismo y anunciaron su adiós en los próximos meses.

Otros, como el presidente en funciones de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, amagó con no presentarse ni siquiera al debate de investidura, después de perder la mayoría absoluta. Esperanza Aguirre llegó incluso a pedir una refundación en el PP.

En medio de esta marejada de acontecimientos, Rajoy decidió rectificarse a sí mismo, y el miércoles, en el Congreso, anunció que no descarta mover piezas en el PP e, incluso, en el Gobierno. Previsiblemente esas modificaciones llegarán cuando se hayan formado los ayuntamientos y comunidades.

Exigen cambios urgentes y de calado

Las reacciones se han producido también en la cúpula empresarial, preocupada por la inestabilidad institucional que pueda derivarse de las últimas elecciones, pero sobre todo en la perspectiva de las generales.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales de alto nivel, los máximos exponentes del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), que aglutina a los presidentes de firmas como Banco Santander, BBVA, Telefónica, CaixaBank, Repsol, Iberdrola, El Corte Inglés, ACS, Acciona, Inditex o Planeta, han transmitido un claro mensaje a Mariano Rajoy: “Son necesarios cambios urgentes y de calado en el Gobierno”.

Llamadas de Alierta y Sánchez Galán

En ámbitos próximos a ese club de empresarios VIP confirman llamadas de César Alierta e Ignacio Sánchez Galán a Mariano Rajoy, en nombre de los otros 15 altos ejecutivos de las principales empresas del país, para trasladar esa petición de cambios.

De acuerdo con esas fuentes, a pesar de que los máximos ejecutivos de Telefónica y de Iberdrola tienen interlocución directa, en esta ocasión no fueron atendidos personalmente por el jefe del Ejecutivo. Pero sí pudieron canalizar sus mensajes a través de la Oficina Económica de Moncloa, capitaneada por Álvaro Nadal, quien ha hecho llegar el recado al presidente.

Remodelación más allá de Wert y Guindos

Los empresarios VIP están convencidos de que, conociendo a Rajoy, no será partidario de acometer una remodelación a fondo del Ejecutivo en este tramo final de la legislatura.

“Sus cambios prometidos quedarán seguramente en simples retoques, y eso no es suficiente para ganar las generales. Hay que ir más allá de las salidas ya anunciadas de José Ignacio Wert y Luis de Guindos”, reclaman.

Consideran que el presidente no puede limitar el “lavado de cara” a cubrir las obligadas salidas de Luis de Guindos, si finalmente es presidente del Eurogrupo en junio, y de un “quemado” José Ignacio Wert, que ha manifestado también su intención de abandonar el Gobierno este verano para poner rumbo a la OCDE.

De ahí sus insistentes mensajes, en los días siguientes al 24-M, al equipo de máxima confianza de Rajoy en La Moncloa.

Sensación de que el Gobierno está paralizado

Según las fuentes consultadas, el análisis que realizan en privado los máximos ejecutivos del CEC es que “el Gobierno se encuentra paralizado, noqueado, y no está haciendo nada”.

Por eso, apoyan una remodelación seria, que incorpore nuevas caras en el Ejecutivo, y le dé un impulso de cara a las generales, porque el actual gabinete está “totalmente achicharrado”.

En caso contrario, vaticinan que el PP encontrará “serios problemas” para obtener el respaldo mayoritario de los votantes en las elecciones de finales de año, sobre todo de los suyos que se han quedado en casa el 24-M.

Operación ahora para salvar a Mariano Rajoy

Tal y cómo se contó en ECD, los empresarios más importantes del país consideraban hasta hace unas semanas que era preciso un cambio de líder en el Partido Popular para afrontar con garantías las próximas elecciones generales.

Algunos de estos altos ejecutivos habían comenzado incluso a impulsar la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría como alternativa a Rajoy.

Ahora, según las fuentes conocedoras de los contactos, otro de los mensajes que Alierta y Galán han hecho llegar a La Moncloa es que los altos ejecutivos del Ibex van a dejar de promocionar a la vicepresidenta como recambio.

Opinaban que Mariano Rajoy era un obstáculo para resolver esa previsible situación de inestabilidad hacia la que camina España.

Querían una persona que les diera garantías de que, en su momento, podría llegar a pactos de Estado que garantizaran un bipartidismo que ha permitido la larga estabilidad política y financiera vivida en España durante más de treinta años, y que está detrás de recuperación económica que experimenta ahora el país. Y Rajoy, por sus características y su idiosincrasia, no era la persona más adecuada.

Su receta pasaba por buscar un nuevo presidente del Gobierno, por la vía de promover el relevo de Rajoy al frente del PP. Y ya habían diseñado el nuevo perfil que necesitaban: Soraya Sáenz de Santamaría. Sin embargo, en este momento, han llegado a la conclusión de que “ya no hay tiempo” para un cambio de candidato. Lo asumen con resignación.

Ven peligrar la recuperación y sus negocios

En sus conversaciones reservadas, los grandes del Ibex 35 se han mostrado “alarmados” estos últimos días, por la inestabilidad política que se avecina para España en los próximos meses, con el fragmentado mapa político surgido después de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo

Auguran que, tras las elecciones generales, existe el riesgo de que se configure un Congreso de los Diputados altamente fragmentado, con cuatro fuerzas que reúnan un porcentaje de voto muy similar (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) y, por tanto, con una dificultad sin precedentes para alcanzar pactos.

Estos empresarios, dirigentes de las compañías más importantes del país, consideran que España se encamina hacia un escenario en el que las leyes necesarias para consolidar definitivamente la recuperación tardarán meses e incluso años en tramitarse y aprobarse, por la dificultad para cerrar acuerdos parlamentarios.

Cumbre del CEC el próximo 16 de junio

El presidente del Consejo Empresarial para la Competitividad, César Alierta, reunirá a los miembros del principal 'lobby corporativo' del país el 16 de junio para analizar el impacto electoral en sus negocios. Las perspectivas ante las elecciones generales del próximo otoño serán el tema central de la cita.

Sin embargo, desde el CEC aseguran que este encuentro está agendado en esa fecha desde principios de año, y por tanto, no se convoca de urgencia tras los resultados de los comicios locales del 24-M.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?