Dinero

Movimiento sorpresa de La Caixa. Isidro Fainé está dispuesto a comprar fuera, en México, Brasil y Japón. Bankia no es su prioridad: el Gobierno no le ha dado ninguna indicación

Giro inesperado. La Caixa estudia oportunidades fuera de España. Tantea en este momento, sobre el terreno, posibilidades de compra en terceros países. Isidro Fainé ha visitado estos días México y Brasil para sondear el mercado, con la mirada puesta en nuevas adquisiciones en el extranjero. Y es que el Gobierno no ha dado a la entidad catalana ninguna indicación sobre una fusión con Bankia.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, de fuentes financieras, Latinoamérica vuelve a estar en la agenda de la entidad que preside Isidro Fainé como uno de los mercados en el que plantearse nuevas operaciones en el corto plazo.

México y Carlos Slim

México es una plaza que Fainé conoce a la perfección, pero en la que, además, podrá contar con las excelentes relaciones en el mundo de las finanzas de su ‘amigo’, Carlos Slim. Y algo parecido sucede con los otros países centro y suramericanos.

Slim y La Caixa mantienen una estrecha relación desde 2008, cuando la caja catalana compró el 20% de GF Inbursa. Como fruto de ese acuerdo, la entidad española está aportando a la mexicana su experiencia en el desarrollo del negocio bancario minorista, con el despliegue de un plan estratégico que sitúa el foco no sólo en México, sino también en Latinoamérica y Estados Unidos.

El magnate mexicano se convirtió el año pasado en uno de los accionistas individuales de referencia de CaixaBank, con alrededor de un 1% del capital. Slim, que ya era consejero de Criteria, compró alrededor de un millón de acciones, por unos cinco millones de euros.

La entidad catalana también ha puesto el ojo en Asia, donde ya tiene un 9% de The Bank of East Asia, de Hong Kong.

Los potenciales de México y Latinoamérica

Según las fuentes consultadas por ECD, México tiene un especial atractivo, para un aumento de la implantación de La Caixa, por su pertenencia a NAFTA (bloque comercial de México, EEUU y Canadá), y por la presencia de un gran número de empresas españolas y catalanas allí ubicadas.

Además, es un país que goza de estabilidad macroeconómica, grandes perspectivas de crecimiento, afinidad cultural con las empresas españolas, y que sirve como plataforma para expandirse por Estados Unidos.

 

Otras fuentes apuntan que La Caixa comenzó a conquistar el mercado latinoamericano por México, atendiendo a la experiencia que ya tiene el BBVA en ese país. Indirectamente, el grupo entraba a competir allí con su rival español. Pero ahora, la entidad está dispuesta a una mayor expansión en México y en el resto de Latinoamérica, como, por ejemplo, en Brasil.

Bankia no es la única opción

Aunque el reciente viaje de Isidro Fainé a México y Brasil no deba relacionarse directamente con una adquisición inmediata en estos dos territorios, sí da idea de que la entidad no limita la compra de cajas a España, donde también está atenta a las oportunidades que puedan surgir con la nueva oleada de fusiones bancarias que está impulsando el ministro Luis de Guindos.

De hecho, aunque en el sector ya se le han adjudicado algunas ‘parejas’, como es el caso de Bankia, fusión que algunos han dado como más que probable, la realidad es que no es su única prioridad.

Es más, La Caixa no ha recibido ninguna indicación por parte del Gobierno para iniciar una operación con la entidad que preside Rodrigo Rato, ni con ninguna otra de las cajas que necesitarán el apoyo de los grandes bancos para sobrevivir a las nuevas exigencias del Banco de España.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?