Dinero

A cambio les exigirá menos provisiones

Orden del Gobierno a la banca: hay que salvar a 400 empresas que irán a la quiebra antes del verano

Les ha planteado que no ejecuten créditos a compañías con facturación superior a los 100 millones para evitar casos como Pescanova, Fagor, Panrico...

Mariano Rajoy y el presidente de BBVA, Francisco González.
photo_cameraMariano Rajoy y el presidente de BBVA, Francisco González.

El Gobierno pide ayuda a la banca. Le ha pedido que salga al rescate de alrededor de 400 empresas que en los próximos tres meses se encontrarán al borde del cierre si las entidades bancarias ejecutan sus préstamos. El objetivo es evitar casos como lo ocurrido con Pescanova, Fagor, Panrico, etc.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes financieras de alto nivel, la supervivencia de estas empresas depende exclusivamente de los créditos bancarios, que en estos momentos les permiten mantener ‘artificialmente’ su actividad.

Personas que tienen acceso a los balances de un buen número de compañías españolas, algunas de ellas marcas muy conocidas, revelan a ECD que la situación financiera de las 400 empresas afectadas, y que tiene identificadas el ministerio de Economía, es “irreversible”.

100 millones de facturación

Según las fuentes consultadas, la ofensiva del Gobierno con la banca se dirige sobre todo a salvar compañías con una facturación superior a los 100 millones anuales.

Se trata de sociedades sobre las que los bancos ya han concluido que no van a poder hacer frente a sus pagos, por muchas facilidades que se les conceda.

“No estamos hablando de un nivel de endeudamiento alto, sino de una situación límite”, explica a ECD un alto ejecutivo bancario.

Alerta al Gobierno

Las fuentes financieras de alto nivel consultadas afirman que los grandes banqueros del país ya avisaron al Gobierno, en concreto al ministro Luis de Guindos, del escenario empresarial demoledor que se avecina de aquí al verano.

“Cuando, en torno al mes de mayo pasado, el ministro les exigió más provisiones para cubrir las refinanciaciones de los créditos dudosos a empresas, Botín, FG y Ron se llevaron las manos a la cabeza”, revela un colaborador de uno de ellos.

La respuesta de los banqueros fue clara: si se exigen mayores provisiones a la banca española, las entidades se verán en la tesitura de dejar caer decenas de compañías, que se verán abocadas al concurso de acreedores, cuando ahora sobreviven precisamente gracias al oxígeno que le aportan los bancos a través de las refinanciaciones.

Los bancos argumentan que el aumento de la morosidad es inevitable, dada la actual situación de crisis económica, por las dificultades de empresas y particulares para afrontar los vencimientos crediticios.

Se exigirán menos provisiones

Por ello, según explican las fuentes consultadas, el Gobierno ha admitido ahora que la banca tenía razón, con la aprobación de la nueva reforma concursal. Ahora se les solicita un esfuerzo adicional con las empresas en dificultades, pero a cambio el Banco de España les ha transmitido que está dispuesto a exigirles menos provisiones por las refinanciaciones empresariales.

En los principales grupos financieros, como Santander, BBVA y Bankia, la propuesta se ve con buenos ojos. No obstante, exigen al Ejecutivo que “cumpla ya con el compromiso de relajar las provisiones que contempla la nueva normativa, a cambio de la liquidez que aportarán a las empresas”.

Evitar nuevos casos Pescanova y Fagor

El Gobierno ha aprobado una profunda reforma para facilitar las refinanciaciones y evitar que las empresas con una buena operativa, pero con una deuda asfixiante, caigan en bancarrota.

En la cúpula económica del Ejecutivo han concluido que son, precisamente, las características que condujeron a la quiebra de compañías como Pescanova, Fagor y Panrico.

También se persigue que las empresas con opciones de llegar a ser viables puedan sortear la suspensión de pagos, o lo que técnicamente se conoce como concurso de acreedores, que en 9 de cada 10 casos suele implicar el cierre definitivo de la sociedad.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable