Dinero

Rafael del Pino descubre el negocio del aceite: ha vendido el 100% de la primera cosecha de Innoliva, la plantación que compró en 2006 junto a Invercartera y la constructora MRA

La familia del Pino, accionista de referencia de Ferrovial, se suma a otras grandes fortunas españolas que han aprovechado la coyuntura económica para diversificar sus inversiones y apostar por el producto estrella del campo español. Acaba de vender el 100% de la primera cosecha de Innoliva, la plantación de olivos que posee junto a la promotora MRA y a Invercartera, vehículo de inversión de Caixa Catalunya.

Nos metimos en el proyecto por la generación de biomasa y ahora nos hemos dado cuenta de que tenemos un aceite magnífico”, resume Miguel Rico, presidente de Miguel Rico & Asociados(MRA), promotora especializada en VPO e impulsor del proyecto Innoliva. Hoy, la comercialización de ese aceite se realiza al por mayor, destinándose la mayor parte a grandes distribuidores tanto nacionales como extranjeros (principalmente italianos).

“La eficiencia del proceso productivo, y la calidad y estabilidad del aceite provocan un gran interés en la gran distribución”, resaltan fuentes cercanas a Polan, uno de los family office de Rafael del Pino. Buena muestra de ello es la venta de la totalidad de su primera producción en un tiempo récord. Eso sí, tanto los directivos de Ferrovial como los de Caixa Catalunya que han recibido una botella de en sus cestas de Navidad de este año aseguran que “tiene un sabor magnífico”.

Los responsables de Innoliva explican a ECD que el origen de esta iniciativa está en la adquisición en 2006 de una de las mayores fincas de olivar en cultivo superintensivo del mundo, 'la finca del Río', entre Córdoba y Badajoz, que empezó con más de 1.200 hectáreas y pretende alcanzar las 5.000 en 2013. En los cinco primeros años del proyecto se ha conseguido completar una inversión de 124 millones de euros en la compra y transformación de 5.000 Has de olivar superintensivo, de los cuales 64 millones los aportan los socios, junto a otros 60 millones de financiación bancaria aportada en su mayor parte por el banco portugués BPI.

Inicialmente, el grupo quería invertir 20 millones de euros en sus propias almazaras y desarrollar un ambicioso proyecto de biomasa para generar energía eléctrica a partir del residuo del olivar (poda) y la aceituna (hueso y orujo), con inversiones de 50 millones de euros para gestionar 25 MW de potencia. MRA prevé recuperar en cinco años (2013) los 130 millones de euros invertidos en el proyecto Innoliva, con la que pretende convertirse en el "mayor y mas eficiente" productor de aceituna para la elaboración de aceite de oliva virgen extra del mundo.

“Nos dimos cuenta de que los ingleses venían a España a recoger despojos de plantaciones y cultivos y se los llevaban a Reino Unido en barco para procesarlos y obtener biomasa y decidimos intentarlo aquí, que por lo menos nos ahorrábamos el barco” resume Rico.

Cinco años después, ya están plantadas las 5.000 hectáreasprevistas para el proyecto. A lo largo de este año se recogerá aceituna en más de 3.300 hectáreas y en 2011 estará en producción la totalidad de la plantación. “A partir de ese momento y hasta 2015 año a año irá incrementando la producción de los árboles, ya que su punto de máxima productividad se calcula a partir del cuarto año” explican los directivos de Innoiva.

Cuando la totalidad de las hectáreas estén en plena producción, el volumen de facturación previsto alcanzará los 42 millones de euros con un EBITDA de 30 millones y un beneficio después de impuestos de 18 millones. “Este periodo de maduración se extenderá hasta 2015 pero en 2009 está prevista la recolección de 1.010 hectáreas” -la recolección de la aceituna finaliza en febrero- que producirán aproximadamente 1,4 millones de kilos de aceite de oliva virgen extra. “Esta producción ya permite a la compañía situarse por primera vez en niveles de EBITDA positivos” adelantan fuentes de Innoliva a El Confidencial Digital.

"Gracias al cultivo superintensivo, con una productividad cuatro veces superior, podemos plantar hasta 1.800 olivos por hectárea con los que logramos recolectar hasta 12.000 kilogramos de aceitunas por hectárea, frente a los 3.000 kilogramos cosechados mediante la metodología tradicional", explica el director general de MRA, Ruperto Unzue. Así, la tasa interna de retorno asciende al 20%, porcentaje superior muy elevado en la actividad agraria.

Aunque los inversores de Innoliva tienen claro que “ni somos comercializadores ni lo queremos ser”, no descartan la expansión geográfica. En cuanto a las potenciales zonas de inversión para la adquisición de tierras para cultivo hay numerosos países que cumplen los condicionantes climatológicos, como son además de la franja mediterránea, algunos países de Latinoamérica, Estados Unidos, Australia o incluso China. “Uno de los proyectos que estamos analizando en colaboración con IFC (Banco Mundial) contempla la posibilidad de desarrollar este tipo de cultivos eficientes en países en vías de desarrollo para contribuir a su evolución socioeconómica”.

Mientras, “Portugal es un país totalmente consolidado en la producción de aceite de oliva, y durante estos años ha constituido uno de los principales destinos de la inversión agrícola española. Los costes, el clima y la cultura financiera en este tipo de proyectos ha constituido una ventaja competitiva de Portugal con respecto a otros países cercanos”, concluyen estas mismas fuentes.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?