Dinero

El presidente también se implicará en la negociación con el PNV

Rajoy dejará a Albert Rivera colgarse la medalla de los Presupuestos

Celebrará antes de Semana Santa una cumbre en La Moncloa para cerrar definitivamente el apoyo de Ciudadanos a las cuentas de 2018

Mariano Rajoy y Albert Rivera.
photo_cameraMariano Rajoy y Albert Rivera.

Mariano Rajoy busca a la desesperada un acuerdo para aprobar los Presupuestos de 2018. El objetivo es mantener despejado el camino hasta el final de la legislatura. El presidente tiene previsto citar a Albert Rivera en La Moncloa y ofrecerle poder “colgarse las medallas” de las subidas de sueldo y rebajas fiscales.


Rajoy acaba de confirmar que el Consejo de Ministros aprobará en una sesión extraordinaria que tendrá lugar el martes 27 de marzo, en plena Semana Santa, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018.

En principio, el Gobierno tenía previsto dar luz verde al proyecto de ley el viernes 23 de marzo. Pero ese día el presidente no se encontrará en Madrid: tiene que participar en la cumbre de líderes de la Unión Europea en Bruselas.

Rajoy y Rivera se implican personalmente

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes próximas a la cúpula económica del Ejecutivo, hay otros motivos que explican este cambio de fecha. Porque, recuerdan, no sería la primera vez que el Consejo de Ministros aprueba el proyecto de cuentas del Estado sin la presencia del presidente del Gobierno.

Rajoy ha considerado que es necesario “disponer de unos días más de margen para negociar algunas partidas concretas”. Además, tiene decidido implicarse personalmente en las “conversaciones de último minuto” con los aliados (Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias) antes de ese Consejo de Ministros.

Por el momento, según confirman fuentes del partido de Albert Rivera, aún no ha habido ningún encuentro formal ni conversación telefónica entre el presidente del Gobierno y el líder de Ciudadanos.

Cumbre en Moncloa antes de Semana Santa

No obstante, fuentes próximas a La Moncloa revelan a ECD que Rajoy tiene previsto citar en los próximos días al líder de C’s en el complejo presidencial. Se busca una fecha antes de Semana Santa para fijar esa cumbre.

Hay tiempo para esta cita aunque se asume que la cuenta atrás para el momento decisivo ha comenzado. Se habla del 20 de abril como momento decisivo de este desafío, cuando se celebre la primera votación sobre las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos.

El presidente contempla que tiene de plazo hasta esa fecha para cerrar los acuerdos con Ciudadanos, PNV, y los partidos canarios, necesarios para aprobar las cuentas. Unos apoyos que aún no tiene asegurados, pero que “con Rivera está a punto de cerrar”, según confirman personas conocedoras de las conversaciones entre PP y Ciudadanos.

El 3 de abril, según el plan de Hacienda, las cuentas serán registradas en el Congreso. Después se iniciará la tramitación parlamentaria que durará tres meses.

Rajoy dejará que Rivera se cuelgue las medallas

En Moncloa recuerdan ahora que Rajoy y Rivera ya cerraron directamente los flecos de las negociaciones presupuestarias el año pasado.

El presidente tiene en cuenta que el líder de C’s siempre ha separado los Presupuestos de cualquier otra negociación de las medidas contenidas en el pacto de investidura y ha apostado también habitualmente por dar estabilidad a la legislatura.

En el equipo del jefe del Ejecutivo revelan también a ECD que Rajoy está dispuesto a ceder protagonismo a Albert Rivera en el anuncio del acuerdo. Podrá presumir de haber logrado que las cuentas del Estado no contemplen ni subidas de impuestos ni recortes.

Será el “precio” que tendrá que pagar el PP, admiten con resignación en algún ministerio económico, a cambio de poder sacar adelante los Presupuestos.

Venderá subidas de sueldos y rebajas fiscales

Las cuentas públicas de 2018 contemplarán un aumento de la recaudación fiscal cercano a los 210.000 millones de euros, una cifra récord. Esto ayudará también al PP a cumplir el pacto con C’s que incluye una rebaja de impuestos para los que ganen menos de 14.000 euros al año.

Los Presupuestos también recogerán una subida del 1,75% del sueldo de los funcionarios, una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad y la equiparación de los sueldos de la Policía Nacional y la Guardia Civil con los Mossos y la Ertzaintza.

El caso Barreiro ha propiciado el desbloqueo

Hasta ahora, uno de los escollos que le quedaban por solventar al presidente del Gobierno para asegurarse el apoyo de Ciudadanos a los Presupuestos era el cese de la senadora del PP Pilar Barreiro, imputada en la trama Púnica.

Pero la Fiscalía acaba de allanarle el camino a Rajoy. Ha pedido al Supremo que archive la causa por considerar que no ha resultado “debidamente justificada” la perpetración de los delitos de fraude, prevaricación y cohecho.

La decisión del Alto Tribunal se demorará todavía semanas, pero en Moncloa dan por hecho que, tras esta petición del Ministerio Público, apartar a Barreiro ya no será una exigencia fundamental de Rivera.

Una “tregua” después de meses de enfrentamiento

En el Gobierno esperan que el pacto para apoyar los Presupuestos propicie un “deshielo” en las tensas relaciones que han mantenido, en los últimos meses, el presidente y el líder de Ciudadanos.

El “debate de guante blanco” que protagonizó Albert Rivera frente a Rajoy en el Pleno sobre pensiones permitió aventurar, a ojos de algún ministro, que se avecina una “tregua”. Al menos se vislumbra un “periodo de calma” entre PP y C’s que permita sacar adelante las cuentas del Estado, claves para afrontar también la financiación autonómica.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo