Dinero

Ha vendido ya un 7,8% de la compañía española

Rajoy pactó por teléfono con el presidente de México la salida de Pemex de Repsol

Fue hace un mes. Acordaron que la salida no afectará a los nuevos contratos para los astilleros gallegos

Antonio Brufau y Josu Jon Imaz.
photo_camera Antonio Brufau y Josu Jon Imaz.

Rajoy decidió que había que poner punto y final al conflicto entre Pemex y Repsol antes de que el presidente de México aterrizara en España la semana que viene. Puso a trabajar a la alta diplomacia de Exteriores. Una vez encauzado el acuerdo, el presidente cerró personalmente los últimos flecos por teléfono con Peña Nieto.

Según ha confirmado El Confidencial Digital en fuentes con acceso al Palacio de La Moncloa, la desinversión de Pemex en Repsol no ha pillado por sorpresa al Gobierno. Todo lo contrario.

Exteriores ha jugado un papel clave en la salida de la petrolera mexicana. Consensuó la decisión con el Ejecutivo de México en una negociación que mantuvo el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamerica, Jesús Gracia, con el canciller mexicano, José Antonio Meade.

Los contactos comenzaron hace un mes. El objetivo: no provocar un terremoto en las relaciones entre ambos países a pocos días de la visita a España del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Mientras, en Industria se asegura que la desinversión de Pemex no va a suponer un problema para la compañía española. El conflicto más grave que tenía Repsol en los últimos años era su contencioso con Argentina por la expropiación de YPF. Ese capítulo lleva ya solucionado varias semanas.

Zanjar el conflicto antes de la visita a España

Pero las conversaciones España-México también se han producido al más alto nivel. Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que Rajoy y Peña Nieto han mantenido contactos telefónicos en el último mes para zanjar de una vez por todas el conflicto.

Había dudas sobre si esperar a que se produjera el viaje del presidente mexicano a Madrid y después hacerlo oficial. Pero se ha preferido acelerar la decisión para que, durante la visita, el asunto ya no tuviera en la agenda.

Al final, por tanto, la operación se produce justo la semana anterior de la visita de Estado a España por parte de Peña Nieto, prevista para los días 9 y 10 de junio.

No tiene que afectar a las inversiones en Galicia

Según las fuentes consultadas, en esas conversaciones entre ambos mandatarios, Rajoy trasladó al presidente mexicano otra inquietud: que la salida de Pemex de Repsol no afecte, por ejemplo, a los nuevos contratos con los astilleros gallegos.

Sin embargo, el presidente del Gobierno ha recibido garantías de que la decisión de Pemex de deshacer posiciones en la petrolera española no enturbiará los estrechos vínculos que unen a ambos países. Y no tiene, por tanto, que afectar a las futuras inversiones mexicanas en España.

 

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes