Dinero

Recetas de una consultora internacional para que cajas y bancos sobrevivan al incremento de la morosidad: eficacia VS eficiencia, métodos de pago cercanos al cliente y “ser el más rápido”

El último estudio ‘Point of View’, publicado por la consultora internacional especializada en el sector financiero Oliver Wyman, encuentra que las entidades financieras españolas “no están preparadas para afrontar el reto del recobro” y que, con los ratios de morosidad actuales, “no vale con ser simplemente bueno, hay que ser el mejor y el más rápido”.

El informe ‘Operaciones de Recobro: del conocimiento a los resultados’, encargado por las principales entidades financieras de Europa y elaborado por los expertos de la consultora Dieter Staib, Matthew Sebag-Montefiore, Pablo Campos, Carlos Pérez y Jaime Velasco, analiza la situación actual que viven bancos y cajas de ahorros en el ámbito de recobros y la necesidad que tienen de evaluar y adaptar su estrategia en este área de manera inmediata.

“A menudo, las instituciones tratan de optimizar la eficiencia y no la eficacia. En un contexto de crisis la eficacia debe primar sobre la pura eficiencia, siempre que no suponga un impacto negativo en resultados”, aseguran desde la consultora.

Tal y como reconocen en este análisis los expertos en recobro, “en general observamos que nuestros clientes han desarrollado organizaciones que no se encuentran preparadas para afrontar los retos del recobro. Frecuentemente, durante más de una década, los departamentos de recobros y recuperaciones han quedado relegados y sus mejores recursos han sido recolocados en otras tareas”.  

Por ello, es frecuente encontrarse con una falta absoluta de equipos especializados a nivel de gestión y dirección y escasamente coordinados entre sí o con profesionales con experiencia limitada y que carecen de objetivos concretos, sintetiza uno de los responsables del informe a El Confidencial Digital.

A modo de ‘recetas rápidas’ para superar el “fuerte impacto del aumento drástico de los saldos impagados en periodos de recesión, que desafían tanto a la organización como a los procesos de Recobro”, los especialistas en gestión y recuperación de deudas subrayan que lo primero es tener en cuenta que “la demanda se dispara y la capacidad escasea, por lo que es necesario enfocarse en mejoras a corto plazo, que complementen posibles desarrollos estratégicos a largo plazo”.

Algunas de las sugerencias que ofrecen a cajas de ahorros y bancos que tiene que enfrentarse a tasas de morosidad que rozan porcentajes “totalmente desconocidos hasta ahora en el sistema financiero español” y a las que ha tenido acceso ECD, son las siguientes:

-- Priorizar clientes mediante segmentación y otras técnicas de inteligencia de clientes. “Para contener el volumen de impagos las decisiones deben ser tomadas con rapidez”, aseguran desde Oliver Wyman. “Incluso después de varios meses de crecimiento del impago, muchos directivos todavía afirman tener diferentes prioridades y no reconocen que el recobro es la mayor prioridad (y en algunos casos la

única), con alto impacto en la cuenta de Pérdidas y Ganancias”.

-- Movilizar recursos especializados a recobros y revisar los procesos de recobro para eliminar ineficiencias comunes como los llamados “puntos ciegos y cuellos de botella”.  Un problema añadido, destacan, es que “muchos directivos de instituciones financieras tienen una experiencia limitada en este tipo de crisis  - hay que recordar que muchos analistas comparan la situación actual a la crisis del 29 – y la exposición a situaciones similares es relevante a la hora de gestionar la situación actual”.

-- Sistematizar y optimizar operaciones de los distintos canales de recobro (propios o de terceros); desarrollar e integrar herramientas de soporte a la actividad de recobro y mejorar el seguimiento de resultados y enfocarse en los puntos débiles de desempeño detectados.

-- Incrementar la combinación de canales, centrándose en aquellos que sean más eficaces. En paralelo, optimizar la relación con proveedores y utilizar productos de reestructuración para aquellos clientes con voluntad de pago pero sin capacidad temporal de pago.

“Aunque los resultados alcanzables dependen de diversos factores como la situación inicial, políticas de concesión o particularidades del mercado local, según nuestra experiencia, son posibles mejoras del

5-10% en recuperación sobre el ciclo de recobros en un periodo de tiempo de cercano a los 6 meses” aseguran los responsables del estudio.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?