Dinero

Repsol ha conseguido la plena normalidad en la producción de petróleo en Libia. Ha alcanzado los 47.000 barriles previos al conflicto

Tras su regreso a Libia, la compañía petrolífera Repsol ha alcanzado los niveles óptimos de rendimiento en sus instalaciones. La seguridad de los trabajadores que retornaron al país es la misma que la que había tras el estallido del conflicto.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el campamento, situado al sur de Trípoli, está extrayendo en estos momentos unos 47.000 barriles al día. Esta cifra es la misma que antes de la salida previa al conflicto.

La compañía petrolífera salió del país el 22 de febrero tras estallar las revueltas de la primavera árabe en Libia. Fue entonces cuando realizó las labores de evacuación de sus trabajadores residentes en la zona, ante la falta de un protocolo de actuación por parte del Gobierno.

Tras la evacuación, el equipo de Repsol se mantuvo fuera del territorio libio hasta que pudieran volver a garantizar la seguridad de sus trabajadores. Así, la multinacional española volvió el pasado mes de octubre a las labores de extracción en el campamento de El Saharara.

Según han declarado a El Confidencial Digital fuentes de la compañía, los niveles de seguridad son en este momento los mismos que se activaron al comenzar el conflicto.

La compañía lleva presente en Libia desde los años 70 y sólo se había visto obligada a abandonar el lugar en esta ocasión. El campamento se compone de 10 bloques. Ocho de ellos de exploración y el resto de producción, contando para este último con una superficie de 1.566 km2.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes