Dinero

“¿Cómo vamos a hacerle esto a Rodrigo?” Mariano Rajoy en persona frenó los planes de Luis de Guindos de intervenir Bankia, hasta encontrar una ‘salida’ a su amigo Rato

Rajoy echó el freno a De Guindos. El ministro de Economía tenía encima de la mesa la opción de intervenir Bankia desde hace varios meses para resolver el principal escollo del sector financiero español. Pero Moncloa dio orden de esperar antes de 'cargar' contra la entidad que lidera Caja Madrid y Bancaja: antes era necesario sacar a Rodrigo Rato de la presidencia.

Tal y cómo se contó en estas páginas el pasado 15 de marzo, -véalo aquí-, el Gobierno tenía encima de la mesa una intervención de Bankia desde hace, al menos, un par de meses, como una de las opciones para asegurar la viabilidad futura de la entidad, y del conjunto del sistema financiero español.

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital, de fuentes financieras del máximo nivel, el presidente del Gobierno no estaba dispuesto a actuar contra Bankia hasta tener a Rato fuera de la entidad ¿Cómo vamos a hacerle esto a Rodrigo?, transmitió Rajoy a De Guindos para frenar sus intenciones.

Rajoy no quería dejar caer a Rato

Mariano Rajoy ha intentado, según estas fuentes, respaldar a Rato hasta el final en la solución que estaba buscando para Bankia. Era uno de sus máximos defensores dentro del Consejo de Ministros. Confiaba en su experiencia para sacar adelante el banco resultante de la fusión de las siete cajas liderada por Caja Madrid y Bancaja.

Pero el presidente del Gobierno perdió también la paciencia hace unos pocos días. Tras varias semanas frenando los planes de Luis de Guindos, en Moncloa se observó que la situación de la entidad se estaba volviendo insostenible y comenzaba a arrastrar ya al resto del sector financiero español.

Sacar a Rodrigo Rato

La puntilla al presidente de Bankia se la dio, precisamente, el Fondo Monetario Internacional, su antigua casa. Y es que el aviso del FMI apuntando a la entidad, aunque sin citarle expresamente, puso en alerta al Gobierno en pleno.

Rajoy tomó conciencia del problema: había que sacar a Rodrigo Rato de la presidencia para poder actuar con libertad contra Bankia. Por dos motivos: el Gobierno y, concretamente, De Guindos, tendría ya las manos libres para ‘tomar’ la entidad al quitar de en medio a su ex jefe.

Y con su salida se conseguiría también despolitizar la cúpula del banco (Rato es un significado miembro del PP, además de ex vicepresidente), una de las principales reticencias de los inversores internacionales hacia el sector financiero español.

 

Goirigolzarri, un mensaje a los mercados

La incorporación de José Ignacio Goirigolzarri, ex consejero delegado del BBVA, supone, por tanto, un contundente mensaje a los mercados: se trata de un ejecutivo de perfil técnico, con gran experiencia en el sector bancario.

Se incorporó en 1994 al Comité de Dirección del BBV. Tras el anuncio de fusión del BBV y Argentaria en 1999, fue nombrado miembro del Comité de Dirección de BBVA y responsable de Latinoamérica.

En abril de 2001 fue nombrado director general del Grupo BBVA y responsable de Banca Minorista, Banca al por Menor España, Banca al por menor en América, Pensiones, Banca Privada y E-Banking. El 18 de diciembre de ese mismo año fue nombrado consejero delegado del banco y mano derecha de Francisco González.

Goirigolzarri abandonó en 2009 su puesto en el BBVA, tras 30 años en el grupo, y desde entonces se había especulado varias veces con su vuelta al sector financiero.

Una reunión decisiva en Barcelona

La cena de gala del Banco Central Europeo, que se celebró el pasado jueves con motivo de la cumbre de Barcelona, reunió a los principales responsables de dar una ‘solución’ a Bankia: Mariano Rajoy, Luis de Guindos, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Rodrigo Rato.

Según algunos de los asistentes, con los que ha hablado ECD, los cuatro mantuvieron un aparte reservado, en uno de los espacios del Palacio de Pedralbes, donde tuvo lugar el banquete con el presidente del BCE, Mario Dragui, los gobernadores de los bancos centrales de la UE y algunos banqueros españoles como Isidro Fainé (Caixabank) o Josep Oliu (Banco Sabadell).

Bankia será tutelada por el Banco de España

Bankia no va a ser intervenida, pero sí tutelada por el Banco de España. Este es el diagnóstico que hacen fuentes de alto nivel del sector financiero. Apuntan que el Gobierno se propone fiscalizar la actuación de la entidad a partir de ahora y limitar al máximo su margen de maniobra en el futuro.

En el Ejecutivo se quiere evitar, a toda costa, hablar de una intervención de Bankia como tal, por la fuerte repercusión en la credibilidad del sistema financiero español. Y, por ello, no va a colocar unos administradores y un interventor al frente, como si ocurrió con Caja Castilla-La Mancha (CCM), la CAM o, en su día, Banesto.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?