Dinero

Reacciones del ex vicepresidente

Rodrigo Rato: “Con Jordi Pujol, habiendo más motivos, nunca se han atrevido a registrar su casa, ni a detenerle”

Denuncia que una hora antes de que llegaran los agentes a su domicilio ya había televisiones en la puerta. Apunta que el aviso se dio desde La Moncloa

Imagen de la detención de Rodrigo Rato a la salida de su domicilio.
photo_cameraImagen de la detención de Rodrigo Rato a la salida de su domicilio.

Rodrigo Rato fue detenido a última hora de este jueves, en su domicilio de Madrid, tres horas después de iniciarse el registro de su vivienda por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera. El ex vicepresidente del Gobierno denuncia que contra Jordi Pujol, habiendo muchos más motivos, no se han atrevido a actuar con tanta contundencia.


Esto a Jordi Pujol no se lo hacen, no se atreven”. Esa fue la primera reacción de Rodrigo Rato, según fuentes próximas al ex ministro, cuando varios agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera, dependiente de la Agencia Tributaria, respaldados por miembros de la Policía Nacional, se personaron a primera hora de la tarde de este jueves en su domicilio, situado en la calle Ramón de la Cruz en el barrio de Salamanca de Madrid.

“¿Por qué nunca han entrado en la casa de Pujol?”

El que fuera vicepresidente económico en el Gobierno de José María Aznar, y director gerente del Fondo Monetario Internacional, permaneció en todo momento en el interior de la vivienda durante el registro policial.

“Nunca han entrado y registrado en casa de Pujol, habiendo indicios más que suficientes de delito”, afirmó.

¿Por qué él esta tan protegido?”, fue otro de los comentarios críticos que se le escuchó durante las tres horas que se alargó la inspección policial, que tenía como objetivo fundamentalmente evitar que pudiera destruir pruebas.

Sospecha que las televisiones fueron avisadas

Las fuentes próximas al ex vicepresidente, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, destacan que una treintena de enviados y reporteros de los medios de comunicación, y de forma muy destacada las cámaras de televisión, se encontraban ya a las puertas de su casa una hora antes de iniciarse el registro.

Esa intensa cobertura mediática, y con tanta antelación, le resultó sospechosa a Rodrigo Rato. Según personas que pudieron hablar con él mientras se desarrollaban las pesquisas, el ex ministro consideró que aquello “no era casual”.

Detrás, La Moncloa

Durante ese tiempo, el ex vicepresidente del Gobierno, en conversaciones con sus íntimos, apuntó directamente a La Moncloa como impulsor de tan espectacular cobertura informativa. Lo atribuyó a que desde allí se llamó a periodistas para que se mantuvieran a la espera de acontecimientos a las puertas de la vivienda.

“¿No sé ya cómo me quieren matar más”?, comentaba mientras los agentes entraban y salían del edificio con documentación y ordenadores.

Unas horas después se producía la imagen del día, retransmitida en directo por prácticamente todas las televisiones: la de un ex vicepresidente del Gobierno saliendo de su domicilio detenido y escoltado por la Policía Nacional.

Orden de detención para registrar más propiedades

Rato abandonó su vivienda poco después de las ocho de la tarde, en un coche policial, para ser trasladado a su despacho de trabajo, situado a apenas 300 metros de distancia, en el número 55 de la calle Castelló, donde continuaron los registros, que en principio van a afectar a todas sus propiedades conocidas.

Según fuentes de la investigación, el juez tuvo que firmar una orden de detención para que el ex director gerente del FMI pudiera abandonar su domicilio y estuviera presente en los demás registros. De no haberlo hecho así, se habría tratado de una “detención ilegal”.

No ha pasado la noche en los calabozos

Una vez finalizada la inspección en su despacho profesional, donde los agentes recogieron abundante documentación, se procedió de igual forma, ya bien entrada la madrugada, con la vivienda (el viejo molino) que tiene Rato en Chinchón.

Aduanas había solicitado a la comisaría de la calle Rafael Calvo un calabozo para esta pasada noche en previsión de que el ex ministro siguiera detenido.

Pero la Fiscalía pidió al juez de instrucción dejarle en libertad cuando concluyeran los registros ordenados por el magistrado. “Tengo confianza en la justicia y he colaborado con ella. Estoy en mi casa, con mi familia y en libertad”, declaró Rato a medianoche tras ser acompañado por varios agentes de nuevo hasta su domicilio.

De esta manera, Rato no tendrá que pasar a disposición judicial, por lo que el juez le citará a declarar, si así lo considera conveniente, según vaya avanzando su investigación.

Los registros en sus propiedades se precipitaron después de que la Fiscalía le denunciara este jueves ante el juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, que fue quien ordenó la detención. Ocurrió sólo unas horas después de saberse que la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias investigaba el origen del dinero que regularizó en la amnistía fiscal de 2012.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?