Las empresas de politonos se ‘desangran’: 12%, a la SGAE y 60%, a publicidad mientras compiten con las ‘tarifas planas’ de Orange, Movistar y Vodafone

Las empresas de descarga de tonos y música para el teléfono móvil están en crisis. Cada vez son más los frentes que tienen abiertos: tan sólo les llega el 28% de lo que facturan a sus clientes por los servicios prestados, mientras que la SGAE queda con un 12% y el 60% restante lo dedican a publicitarse.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la cada vez mayor competencia –tanto de operadoras de telefonía móvil como de las descargas ‘pirata’- obligan a compañías como Movilisto, Myalert, Gsmbox, Club Zed y Jamba a destinar entre un 50 y un 60% de su presupuesto a publicidad, de acuerdo con los cálculos de varios profesionales del sector tecnológico.

Además, tienen que pagar un 12% a la Sociedad General de Autores  en concepto de “obras de pequeño derecho en redes digitales”. Tal y como refleja el último informe elaborado por la asociación que preside Teddy Bautista,  este canon ha ido subiendo un 1% cada dos años.

La SGAE confirma  en este mismo informe que los ingresos del mercado de música en los móviles han descendido un 15%. Hasta ahora, este negocio ha movido cerca de  700 millones al año en la UE.

Los motivos, el agotamiento del modelo de negocio de melodías para móviles y la posibilidad que ofrecen  los nuevos teléfonos con MP3 de reproducir la canción completa, negocio que se ha incrementado un 40%. Las nuevas terminales con mp3 hacen que el usuario apueste por la canción original y no por un sucedáneo de muy baja calidad. En lugar de las descargas, se recurre más al blueetooth para pasarse música.

Fuentes de la Sociedad General de Autores confirman que están renegociando contratos con los operadores más relevantes, como Nokia, Microsoft, iTunes, My Space o e-Music,” con el fin de adaptarlos a esta nueva realidad”.

No obstante, “Los que más daño hacen son las grandes operadoras”, explica a ECD un directivo de este mercado. Movistar y Vodafone ofrecen una tarifa plana para bajarse canciones por 6 euros al mes.

Mientras, Orange ha llegado a un acuerdo con ‘Los 40 Principales’ y ofrecen un servicio de noticias, la lista del 40 al 1 y las mejores bromas de ‘Anda Ya’ por un euro y medio a la semana. Y el último invento es el Promo Tonos de Orange.

Se trata de un tono de espera con música que recuerda a campañas de publicidad y que escuchan las personas que llaman mientras esperan. Al finalizar cada mes se recibe un descuento en la factura telefónica o recarga en la tarjeta. La bonificación se calcula en función de las llamadas contestadas, lo máximo son 3 euros y como mínimo deben realizarse 30 llamadas al mes. De esta forma se ha hecho publicidad de Bancaja, Coca Cola, Ikea, y ahora están con Cepsa y Orange.

Cabe recordar que las empresas de polítonos cobran una media de 1,5 euros por cada mensaje y la primera vez que se pide hay que mandar por lo menos tres mensajes para darse de alta y conseguir la canción.