Dinero

Santander, BBVA y la banca mediana están irritados con Luis de Guindos y el Gobierno: le critican por hablar de rescate ‘bancario”, cuando tendrían que decir “rescate de cajas”

Los bancos grandes y medianos se sienten heridos y se muestran muy irritados con el ministro de Economía y con el Gobierno. Motivo: su pertinacia en hablar, una y otra vez, de rescate 'bancario', cuando lo que tendrían que decir es "rescate de cajas". Les acusan de crear confusión y de meter en el mismo saco a todo el sector financiero.

Según fuentes financieras, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, Santander y BBVA están muy enfadados por tener que sufrir una contaminación que se debe a la rama podrida del sector financiero.

Los dos grandes bancos, con más de la mitad de su negocio fuera de España, tendrán que gastar más en marketing diferencial como “bancos globales”. El cabreo sordo alcanza también a Popular, Sabadell y Bankinter.

Consideran un error grave la forma como el Gobierno ha presentado el rescate financiero, porque tendrían que hablar de rescate de cajas, “aunque ahora se apelliden bancos. La confusión nos hace mucho daño”, señalan en medios de las grandes entidades.

Los modos y maneras de Luis de Guindos no terminan de convencer a los banqueros. Alaban su profesionalidad y capacidad, pero no su cintura. Cada vez que le oyen en público hablar de “rescate bancario”, así, sin discriminar, les recorre un escalofrío.

Francisco González se despachó

Francisco González, presidente del BBVA, se despachó hace varios días en Santiago, en una asamblea de la APD, repartiendo responsabilidades por la crisis financiera hacia políticos, Banco de España y gestores de entidades con problemas.

Su entorno no se recata en decir que FG tiene un cabreo épico con la forma de presentar el rescate bancario, metiendo en el mismo saco a todas las entidades. Echa de menos que el Gobierno no enfatizara más el informe del FMI, que declara que el 70% del sector financiero está sano, y no va a ser rescatado porque no lo necesita.

El Santander respira por la misma herida, aunque Botín ha sido prudente hasta ahora. Se sabe que al presidente del Santander le ha sentado como un tiro la mala imagen que se ha trasladado de la banca española, cuando dos tercios de su negocio está fuera de España.

Popular y Sabadell

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

La banca mediana se muestra igualmente irritada. Ángel Ron, presidente del Popular, habitualmente moderado, no ocultó su profundo malestar en la Junta de Accionistas. Remachó que “no deben emplearse fondos públicos en salvar entidades inviables”, y enfatizó que su banco no va pedir dinero: ni necesita rescate, ni fondos públicos, ni ayuda de nadie para capitalizarse y fortalecer su balance.

El Banco de Sabadell, enfrascado como está en la digestión de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, no se ha manifestado en público nada sobre el rescate bancario, pero tanto el consejero delegado, Jaime Guardiola, como el presidente, han mostrado en privado su desacuerdo total con la forma de gestionar el rescate en términos de opinión pública.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, tampoco se ha recatado. En sus comparecencias públicas ha subrayado que “todas las entidades no somos iguales”, ni todas tienen problemas. “No tenemos por qué pagar sanos por pecadores”, ha expresado airada.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?