Dinero

Situación límite de Endesa en Argentina. Borja Prado amaga con abandonar el país y ‘plantar’ a Cristina Kirchner: la congelación de tarifas está asfixiando a la filial de la eléctrica

Endesa no aguanta más en Argentina. Borja Prado amaga con salir del país tras el fracaso de las negociaciones con el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. La congelación de las tarifas eléctricas desde 2002 ha conducido a Edesur, la filial argentina de la eléctrica española, a una situación económica muy complicada.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes cercanas a las conversaciones, la dirección de Endesa está dispuesta a abandonar su negocio en Argentina ante la pasividad del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para solucionar el problema de la distribución eléctrica en el país.

El presidente de la compañía, Borja Prado, tiene sobre la mesa esa trascendente decisión ante la complicada situación financiera que atraviesa la filial argentina de Endesa.

Su estrategia pasa por amagar con ‘plantar’ a Kirchner e irse del país si no se llega a un acuerdo en las próximas semanas. Y es que la situación de Edesur, la filial de la eléctrica española en Argentina, es “totalmente insostenible económicamente”, según reconocen fuentes próximas a la dirección de la eléctrica.

Endesa reclama una subida urgente de tarifas

Endesa lleva varios meses exigiendo al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner una subida inmediata de tarifas en el país, que llevan congeladas una década.

El presidente de la eléctrica, Borja Prado, y el consejero delegado, Andrea Brentan, han mantenido varias reuniones en las últimas semanas en Buenos Aires con el equipo de la presidenta argentina para acercar posturas en este punto.

Según estas fuentes, los encuentros han sido “muy cordiales”, pero Endesa no ha recibido ninguna propuesta concreta para solucionar el problema de la distribución eléctrica en Argentina, lo que ha llevado a la compañía a sopesar en firme su salida del país.

La intervención de Edesur ha colmado la paciencia

Edesur, filial de Endesa, se encuentra desde hace una semana intervenida por el Gobierno argentino. Un hecho que ha ahondado más en la idea de la dirección de la eléctrica de abandonar el país que preside Cristina Kirchner.

Según las fuentes consultadas, el argumento que han transmitido las autoridades argentinas a la cúpula de Endesa para justificar la intervención de Edesur es la falta de pago de la empresa española a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Eléctrico).

En la eléctrica admiten la deuda con la compañía nacional eléctrica, pero explican su imposibilidad de pago al no haber percibido otra contraída con ellos por el Gobierno argentino, que le debe a la filial de Endesa más de 6 millones de euros.

Endesa ya ha valorado un escenario sin Argentina

Las fuentes no oficiales próximas a la cúpula de Endesa, consultadas por ECD, explican que la dirección de la compañía ya ha trazado un escenario descontando en su balance a Argentina.

El impacto de Edesur es muy poco significativo para las cuentas globales de la eléctrica, ya que el país que preside Cristina Kirchner representa un porcentaje mínimo de su negocio. Además, Endesa tiene provisiones suficientes para descontar el efecto de Edesur en sus números, en caso de cierre de la compañía.

Argentina solo supone un 4,7% del negocio latinoamericano de la compañía, que seguiría en generación con las centrales hidroeléctricas de Dock Sud y El Chocón, además de la térmica Costanera.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable