Dinero

En la factura que llega en junio

Sorpresa: el próximo recibo de la luz baja un 5% para 16 millones de hogares

Las eléctricas aplicarán un descuento por las lluvias. Los embalses están a rebosar, tienen que soltar agua y la energía hidráulica es más barata que la producida con carbón y gas

Factura de la luz de una compañía española.
photo_cameraFactura de la luz de una compañía española.

El precio de la electricidad se está abaratando y adelanta una buena noticia para el bolsillo de 16 millones de hogares españoles cuando reciban, a principios de junio, la próxima factura de la luz. Las previsiones que se manejan ya en Industria apuntan a una bajada del 5%.


En las casi tres semanas transcurridas de mayo, el coste de producción de la electricidad se ha abaratado con respecto al mes pasado. El precio por megavatio hora (MWh) ha pasado de 24,11 euros en abril, hasta los 23,53 euros por MWh en la primera quincena de mayo.

Si se trasladan estos costes al recibo final, según cálculos realizados por el propio sector, habrá una rebaja del precio de la luz de un 5% en el recibo del mes de mayo. Esto significa, en definitiva, que los consumidores van a tener que pagar hasta 10 euros menos.

Este descenso responde fundamentalmente a las abundantes lluvias y, en menor medida, al fuerte viento que ha soplado en algunas zonas de la Península. Estos dos fenómenos atmosféricos han provocado que se genere mucha electricidad a través de las centrales hidroeléctricas y los parques eólicos.

Se trata de un hecho inusual. Si se compara el dato de este arranque de mayo con el mismo mes del año anterior, el precio de producción de la electricidad se ha reducido un 47,9%. Entonces se situó en 45,12 euros por MWh, lo que supone una bajada del 20% en el recibo en la comparativa mensual.

El coste se abarata por el abril lluvioso

Las fuentes consultadas por ECD confirman los motivos principales de esta rebaja. El elemento que más influye en España en el precio mayorista de electricidad tiene que ver con la parte de demanda que cubren las centrales térmicas convencionales (carbón y gas natural).

El recibo es más caro cuanto más carbón y gas se utilice para producir energía eléctrica. En este caso, las eléctricas tienen además mayor margen de maniobra para establecer los precios, al poder repercutir también al usuario los impuestos medioambientales que el Gobierno aplica al uso de estas fuentes de energía.

Por consiguiente, al usuario final le sale más barato que las compañías recurran a las centrales hidroeléctricas y eólicas para producir electricidad.

Las eléctricas están soltando agua embalsada...

De hecho, la producción hidroeléctrica ha aumentado sustancialmente en las últimas semanas debido a las abundantes lluvias registradas a finales de abril y principios de mayo.

Los cálculos que manejan los analistas revelan que esta fuente de energía está aportando en estos momentos más de un 50% del total, una cifra hasta 10 puntos por encima de su media habitual en esta época del año.

… pero rebajan la euforia de cara al verano

Desde las grandes compañías, como Iberdrola y Endesa, matizan sin embargo a ECD estas afirmaciones. Quieren dejar claro que el descenso del precio en mayo debe entenderse como algo puntual y no contemplan que se consolide en el tiempo.

Efectivamente, reconocen que ahora se han visto obligadas a soltar más agua de lo habitual porque los embalses están a rebosar. Pero explican que la eventualidad de una escasez de lluvias futura no aconseja tampoco recurrir con excesivo ímpetu a este recurso en los próximos meses.

Las restricciones de agua que pudieran sobrevenir por la ausencia de precipitaciones importantes este verano recomiendan prudencia. No descartan, por tanto, un repunte de los precios de cara a los recibos de los meses de verano.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable