Dinero

Gasto extra para los consumidores a la vuelta de vacaciones

Subida sorpresa de un 3% en el recibo de la luz de agosto

La ola de calor frustra la bajada en la factura eléctrica que anunció Soraya Sáenz de Santamaría en julio

Factura de la luz de una compañía española.
photo_camera Factura de la luz de una compañía española.

El Gobierno sorprendió antes de las vacaciones con el anuncio de una rebaja en el recibo de la luz de un 2,2% para agosto. No será así. Según los datos adelantados que maneja el sector, los pronósticos de la vicepresidenta no se van a cumplir. La ola de calor tiene la culpa… pero no sólo.

Era la primera vez que el Ejecutivo de Rajoy decidía rebajar la parte del recibo que depende del Estado. Hasta ahora, el ministro José Manuel Soria había decidido congelar o subir los llamados peajes de acceso, que suponen aproximadamente un 40% de la factura eléctrica.

Sin embargo, la evolución de los precios de la electricidad en el mercado, los que se negocian diariamente dependiendo de la oferta y la demanda, amenazan con amargar la vuelta del verano a más de 16 millones de consumidores.

Según los datos del mercado mayorista, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital por fuentes autorizadas del sector, el incremento del precio de la luz superará, con toda probabilidad, el recorte del 2,2% anunciado de la parte fija regulada.

Advierten que el mercado está marcando tarifas muy altas, tanto con respecto a los primeros meses del año, como si se compara con los meses de verano de 2014.

El recibo volverá a subir un 3% en agosto

En las casi tres semanas transcurridas de agosto, los costes de producción han aumentado más de un 13% con respecto a las mismas fechas del año pasado, al situarse en los 56,50 euros por megavatio/hora (Mw/h). Hace doce meses, ese precio se encontraba en los 49,90 euros Mw/h.

Si se trasladan estos costes al recibo final, la parte de la factura en la que se abona el consumo real realizado en un hogar se incrementará, de media, un 3% neto. Esto significa, en definitiva, que los consumidores van a tener que pagar hasta 5 euros más por la electricidad este mes de agosto, en lugar de los 1,5 euros de rebaja anunciados.

El coste se encarece por el carbón y el gas

Las fuentes consultadas por ECD explican los motivos principales de este incremento, justo en el momento en el que se registran los mayores consumos de todo el año.

El elemento que más influye en el precio mayorista de electricidad en España tiene que ver con la parte de demanda que cubren las centrales térmicas convencionales (carbón y gas natural).

El recibo es más caro cuanto más carbón y gas se utilice para producir energía eléctrica. En este caso, las eléctricas tienen mayor margen de maniobra para establecer los precios, al poder repercutir también al usuario los impuestos medioambientales que el Gobierno aplica al uso de estas fuentes de energía.

Por consiguiente, al usuario final le sale más barato que las compañías recurran a las centrales hidroeléctricas y eólicas para producir electricidad.

Las eléctricas no sueltan agua embalsada

Sin embargo, la producción hidroeléctrica se ha reducido sustancialmente en las últimas semanas. Los cálculos que manejan los analistas revelan que esta fuente de energía apenas está aportando ahora un 30% del total, una cifra hasta 10 puntos por debajo de su media habitual a lo largo del año.

Esto es interpretado por los expertos como “una decisión empresarial”. La mayor o menor aportación de esta importante fuente de producción de electricidad no depende tanto de la meteorología, como sí sucede con el viento, sino de la voluntad de las eléctricas.

 

Menos lluvias y alta demanda disparan el precio

Desde las grandes compañías, como Iberdrola y Endesa, matizan a ECD estas afirmaciones. Efectivamente, no están soltando agua embalsada pero explican que la escasez de lluvias no aconseja tampoco recurrir con excesivo ímpetu a este recurso. Las restricciones de agua que pudieran sobrevenir en los próximos meses por la ausencia este verano de precipitaciones importantes aconsejan prudencia.

Además, añaden, la falta de viento constante y la elevada demanda por las altas temperaturas durante la ola del calor del último mes han constituido –advierten- la ‘tormenta perfecta’. Esto es lo que ha provocado, a juicio de las compañías, que el precio de la luz suba en el mercado diario.

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?