Dinero

Alerta por la aparición de falsos coches de Uber y Cabify

Usuarios de las aplicaciones denuncian la existencia de conductores que se hacen pasar por trabajadores de las empresas de VTC

Uber.
photo_cameraUber.

A las aplicaciones Uber y Cabify les han salido falsos empleados. Se trata de conductores de modelos similares a los que utilizan estas plataformas que captan clientes haciéndose pasar por chóferes de las empresas.

Según ha sabido Confidencial Digital, usuarios de Uber y Cabify están alertando en distintos foros digitales de estos falsos coches y de su modus operandi en Madrid.

Al parecer, según ha comprobado ECD, estos clientes están avisando de que los impostores conducen coches oscuros, de los mismos modelos que los de las aplicaciones, en cuya luna trasera colocan la pegatina de la bandera regional, distintivo de los vehículos.

Aprovechan la alta demanda y fallos en las apps

Actúan de la siguiente manera, según los avisos: circulan por zonas y en horarios estratégicos, en los que prevén que captarán clientes (salidas de partidos de fútbol, conciertos, eventos, fiestas populares…). 

Entonces, esperan a que se les acerquen clientes, que suelen ser aquéllos que intentan utilizar la aplicación pero que en ese momento la encuentran saturada, con fallos de conexión o sin disponibilidad de vehículos.

Al ver el falso coche de Uber o Cabify, se le acercan y preguntan al conductor si pueden contratar el servicio prescindiendo de la aplicación, que les da problemas. El chófer accede a realizar el trayecto, explicándoles que debe recoger sus datos a mano en unos folios para luego remitirlos a las plataformas.

Seguidamente, pregunta al cliente su destino, simula una consulta de los precios y les informa del dinero que les cobrarán, en efectivo o mediante tarjeta bancaria, ya que dispone de datáfonos.

15 euros de diferencia

Los clientes afectados se dan cuenta del engaño al cotejar el precio del viaje con el de otros usuarios y comprobar que el suyo fue mucho más caro, siendo un trayecto parecido y en el mismo horario.

Uno de ellos asegura que a la salida de un concierto del festival MadCool, de Madrid, él y otros amigos hicieron uso de un vehículo de esta manera y que pagaron 60 euros por el viaje. En cambio, otros compañeros que se dirigían al miso destino tomaron un Uber a través de la aplicación y les cobraron 45 euros.

ECD se ha puesto en contacto con la Policía, que no ha recibido denuncias por estos hechos. Informan de que se llevan a cabo controles rutinarios a los VTC y a los taxis para comprobar que poseen la documentación exigida.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?