Dinero

La alianza Movistar-Prosegur encalla por el confinamiento

El acuerdo lleva siete meses en vigor, pero la pandemia ha obligado a centrarse en las incidencias impidiendo captar nuevos clientes

Cámara de seguridad en una casa
photo_cameraCámara de seguridad en una casa

El auge en la contratación de alarmas llevó a empresas ajenas al sector a ver una oportunidad de negocio. El caso más claro es el de la alianza Movistar-Prosegur, gestada a lo largo de 2019 y puesta en marcha a comienzos de marzo de 2020, apenas unos días antes de la declaración del estado de alarma por la epidemia de coronavirus.

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus supera los 43 millones de casos con 1,15 millones de muertos.

Esta circunstancia no fue ajena la fusión y, provocó, según confirman a Confidencial Digital fuentes de la unión, una caída en las contrataciones.  No obstante aseguran que la vuelta a la actividad comercial ha demostrado la “buena acogida” de estos nuevos servicios por parte de los clientes y es que durante los meses del confinamiento la actividad de Movistar, apuntan desde la compañía, se centró "exclusivamente" en la resolución de incidencias de línea e internet.

La recuperación del sector en los próximos meses, avisan esas mismas fuentes, “será intensa”; Tanto que el equipo comercial de Prosegur y Telefónica no será capaz de absorberla y, en consecuencia, desde Telefónica aseguran a ECD que tienen previsto incrementar su plantilla para dar respuesta al elevado número de contrataciones.

La contratación de alarmas en la última década no ha dejado de crecer tal y como lo demuestra el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior que pone de relieve la aparente relación entre la disminución de determinados delitos de robo, allanamiento o intrusión con la instalación de estos dispositivos de seguridad.

En 2018, último año del que se tiene datos, casi el 50% de los hogares españoles, más del 2 millones, contaban con una alarma, un incremento de más del 9% con respecto a 2017.

La amenaza de Securitas

En estos momentos quien lidera el sector de las alarmas en España es Securitas.  Con más de 1,3 millones de clientes la compañía, de origen sueco, copa más del 50% del mercado de la seguridad privada en los hogares españoles.  

Fuentes de la compañía consultadas por ECD se muestran tranquilas ante el posible incremento de ventas de Prosegur en los próximos meses a raíz de su alianza con Movistar ya que creen que no les supondrá una merma de clientes ni tampoco la pérdida del liderazgo del sector.

Y es que Prosegur, pese a ser el segundo actor en el mercado, cuenta con apenas 200.000 alarmas instaladas, lo que supone aproximadamente el 10% del negocio.  Cifras que distan del 50% de Securitas, pero que muestran la cercanía con el tercero de los competidores, Tyco ADT, que cuenta en estos momento con una red de más de 100.000 alarmas y, por lo tanto, demuestran la poca penetración y peso de Prosegur en el mercado español.

Crece la inseguridad en España  

En los últimos años la inseguridad ciudadana en España ha crecido.  Si bien según las últimas encuestas publicadas por el CIS antes del confinamiento señalaban la baja preocupación de los españoles por la inseguridad en calles y hogares, los datos del Global Peace Index de 2020 señalan cómo la pandemia ha puesto en jaque a España y devaluado los índices de seguridad del país hasta dejarlo en el 25º por detrás de Polonia o Bulgaria.

Una certeza que tiene su réplica en el mercado de las alarmas.  Uno de los menos maduros de la economía española, pero que cuenta con el mayor índice de crecimiento y penetración de mercado de los últimos años.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable