Dinero

El sector del automóvil, en pie de guerra ante un año 2012 asfixiante. Pedirán al Gobierno un plan de salvamento porque son el 7% del PIB y el 8% del empleo

El sector automovilístico nacional está en pie de guerra, lleva varias semanas de trabajo frenético para presentar una petición de socorro al nuevo Gobierno. Todos los subsectores a una piden al Gobierno una batería de medidas para salvar facturación y empleos.

Mañana, viernes, se reúnen para consensuar una posición común que poner cuanto antes en la mesa del ministro de Industria José Manuel Soria. En esta batalla están a la cabeza los fabricantes de ANFAC, que estrenan líder con Mario Armero, un experto en lobby, los distribuidores concesionarios de Faconauto y los vendedores de Ganvam.

Según fuentes de ANFAC, el año 2011 ha sido desastroso para la distribución y la venta, y solo los fabricantes salvaron como pudieron los muebles gracias a los vehículos industriales y exportando hasta el 90% de la producción (lo normal es exportar el 80% cada año) ya que el mercado nacional está en la UVI.

Otro Plan Prever

El vídeo del día

Detenidos 6 miembros de una violenta banda en Valdilecha, Madrid

Desde que estalló la crisis es la segunda vez que “todos a una” se dirigen al Gobierno para pedir un paquete de medidas urgentes, ayudas y rebajas fiscales, y un nuevo Plan Prever para forzar el achatarramiento de vehículos viejos (tenemos uno de los parques mas viejos de Europa), entre otras medidas.

Sus argumentos ante el Gobierno son contundentes: somos el cuarto fabricante europeo de coches, el sector de automoción en su conjunto supone casi el 7% del PIB español y más del 8% del empleo. En estos momentos el sector del automóvil es junto con el turismo de los pocos que pueden actuar como locomotora para mejorar el PIB.

Las medidas que proponen son: retirada del impuesto de matriculación (vieja reivindicación nunca atendida), y vuelta al Plan Prever para achatarrar los coches de más de 10 años.

Retorno fiscal

El sector recuerda que, por cada 100.000 coches vendidos, se produce un retorno fiscal positivo para Hacienda, y que mantener la producción supone evitar Eres y el consiguiente coste para la Seguridad Social de la rotación de 30.000 a 40.000 trabajadores por expedientes temporales de regulación del empleo a lo largo del año.

Sin contar con el fuerte impacto positivo que tiene la exportación de vehículos en nuestra balanza comercial.

El sector sabe que toca austeridad, que el año será muy duro, pero cree “que el efecto fiscal de lo que pide es positivo”, según ANFAC.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes