Dinero

Pedro Sánchez va a incumplir la promesa de bajar la luz al nivel de 2018, según un informe de Transición Ecológica

Teresa Ribera ha remitido a Moncloa una proyección que contempla solo un ahorro del 12% antes de final de año, lo que se queda a ocho puntos de la rebaja comprometida por el presidente

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
photo_camera La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

Pedro Sánchez se ha comprometido a que, al final de este año, el coste total del recibo de la luz sea similar al del 2018. Una promesa que ha desatado los nervios en el Gobierno, especialmente en el Ministerio de Transición Ecológica, porque los plazos prometidos por el presidente son muy ajustados y existe riesgo de que no se cumplan.

Por el momento, el Ejecutivo prepara un plan que pondrá en marcha de manera “inminente”. Así lo han anunciado las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera y la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, que han asegurado que están preparando una serie de propuestas “estructurales y otras a corto plazo” que permitan reducir la factura energética.

La ministra de Transición Ecológica ha apuntado también que el Gobierno aprobará un paquete de medidas en las próximas semanas que permitan amortiguar el encarecimiento del precio de la luz.

Ampliar la rebaja de la fiscalidad

Por si fuera poco, Moncloa ha encargado en concreto a la vicepresidenta Ribera buscar más soluciones ante la escalada del precio de la luz. El Ministerio de Transición Ecológica está explorando otras medidas, aparte de las ya anunciadas, para intentar abaratar o compensar el alza en las facturas.

Se trabaja en nuevas medidas “estructurales y coyunturales” que se están estudiando, siempre en el marco de la normativa europea, como ha marcado Pedro Sánchez. Desde el Ejecutivo confirman, además, que ya se encuentra encima de la mesa que la bajada del IVA y la suspensión del impuesto de generación se amplíen más allá del 31 de diciembre.

Ahorro del 12% antes de final de año

Pese a ello, fuentes del área socialista del Gobierno admiten a Confidencial Digital que la promesa lanzada el pasado domingo por el presidente, en una entrevista en el diario El País, corre “serio riesgo” de no poder ser cumplida. Una advertencia que también se ha hecho llegar a Moncloa desde el Ministerio de Transición Ecológica.

Por lo pronto, el PSOE ha solicitado a los grupos parlamentarios acelerar la tramitación de los proyectos de Ley de minoración de la retribución de las centrales no emisoras puestas en funcionamiento antes de 2005 y el del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico.

Sin embargo, los cálculos que manejan en el departamento que dirige Teresa Ribera, a los que ha tenido acceso ECD, cuentan con que ambas medidas no podrán entrar en vigor hasta el mes de noviembre y cuantifican el ahorro en la factura en un 12% en el tramo final del año.

Lejos de la rebaja del 20% prometida

Así las cosas, las fuentes del sector consultadas estiman que el compromiso del presidente requiere que la rebaja supere el 20%. Frente a las previsiones que se manejaban hasta ahora, la promesa de Sánchez exige que en el tramo final del año la factura de la luz afloje la presión tras los máximos que está marcando en este momento.

 

No se pasa por alto que, desde el punto de vista de la tarifa regulada, la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló en el Congreso el pasado 30 de agosto lo siguiente: “Si hacemos un análisis de lo que han pagado en promedio los consumidores que cuentan con tarifa PVPC en los últimos años, vemos que un consumidor en el año 2018 pagó un total de 598 euros en todo el año, es decir, algo menos de 50 euros al mes; en el año 2019, 562 euros, bajó; en el año 2020 tuvimos un récord de precios bajos, ya lo hemos comentado, 512 euros, y en el año 2021, proyectando los precios altos que estamos viviendo, insisto, conscientes de que estamos en el mes de agosto récord de nuestra historia, pagaríamos alrededor de 644 euros en total en el año, es decir, algo menos de 55 euros en promedio mensual”.

En términos nominales, 2018 ha sido hasta ahora el año con la electricidad más cara para los consumidores, lo que desató cierta alarma social que llevó a la aprobación del bono social térmico y a la suspensión del impuesto de generación, pero sin que el precio de la luz alcanzase un protagonismo como el de ahora.

La proyección de Ribera, con todo, era de una factura anual de 644 euros para este año frente a 598 euros de 2018. Una diferencia de 46 euros (unos 4 euros mensuales).

Incluso si se ajusta por inflación, aún sería unos 20 o 22 euros más cara, así que para alcanzar unos precios como los de 2018 haría falta que la tarifa bajase en total en los meses de aquí a fin de año el equivalente a unos 20 o 25 euros, aproximadamente, con respecto a la proyección de la vicepresidenta.

Carolina Darias pone énfasis en la necesidad de las vacunas solidarias

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes