Dinero

El Gobierno tardará un año en pagar a los que pidan ayudas para comprar un coche eléctrico

El cliente deberá abonar el precio del vehículo en su totalidad en el momento de la adquisición pudiendo descontarse solo la rebaja aplicada por el concesionario

Coche eléctrico.
photo_camera Coche eléctrico.

Desde el pasado sábado, todas aquellas personas que adquieran un vehículo eléctrico y cumplan determinadas condiciones, pueden acogerse a las ayudas del Plan Moves III. Pero los clientes tardarán casi un año en recuperar el dinero correspondiente a la subvención pública que hayan adelantado en el momento de la compra del coche.

Se trata del programa más ambicioso para promover la movilidad limpia en España (el actual Moves ha contado con 120 millones) y una de las palancas para tener 100.000 puntos de recarga y 250.000 coches eléctricos en 2023, lo que contribuirá a evitar que se generen más de 450.000 toneladas de CO2.

La partida presupuestaria es de 400 millones de euros, ampliables hasta 800 millones si la demanda así lo requiere.

Además, según las estimaciones del ministerio de Transición Ecológica, puede contribuir con más de 2.900 millones de euros al PIB y generar más de 40.000 empleos a lo largo de toda la cadena de valor.

Subvención de hasta 7.000 euros

El Gobierno ayudará con una subvención de hasta 7.000 euros a la adquisición de un coche eléctrico, siempre y cuando el comprador achatarre un turismo de más de siete años.

Si no se desprende de un vehículo antiguo, la prima se rebajará en 1.500 euros. En el caso de las furgonetas propulsadas por baterías, el subsidio podrá alcanzar los 9.000 euros y, en el caso de las motocicletas, 1.300 euros.

Se tardará al menos un año en cobrar

La gestión de las ayudas la tramitarán las autonomías y los concesionarios aportarán un mínimo de 1.000 euros de descuento.

Sin embargo, según explican a Confidencial Digital fuentes del sector, el cliente deberá pagar el coche en su totalidad. Después, la comunidad autónoma en la que haya solicitado la ayuda reembolsará al comprador el importe correspondiente una vez aprobado el expediente. Advierten de que el proceso se puede llegar a demorar un año.

La obligatoriedad de achatarrar un coche viejo para lograr la ayuda máxima parte del objetivo de dejar de concebir el coche eléctrico como un segundo coche. Su precio no podrá superar los 45.000 euros para que el comprador se pueda beneficiar del subsidio estatal, que gestionarán las comunidades autónomas.

Para impulsar el uso de coches menos contaminantes entre los transportistas y las zonas más despobladas, el Ministerio para la Transición Ecológica ha ideado un 10% adicional de ayudas para autónomos y residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes.

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable