Dinero

Los bancos dejan fuera del adelanto del pago del paro a un millón de afectados por la crisis

No tienen manera de incluir a los nuevos beneficiarios de las prestaciones mientras no se lo notifiquen los servicios públicos de empleo

Los parados se han convertido ahora en el objetivo de los bancos.
photo_cameraLos parados se han convertido ahora en el objetivo de los bancos.

Las principales entidades financieras del país han anunciado que adelantarán una semana el subsidio del paro a sus clientes para dotarles de liquidez y evitar aglomeraciones en el cobro el próximo día 9 de abril. Pero no van a tener más remedio que dejar fuera de este anticipo a casi un millón de afectados por la crisis.

A esta iniciativa se han sumado ya Bankia, CaixaBank, Bankinter y BBVA, que han lanzado comunicados de forma individual con el anuncio.

Horas después, las patronales AEB y Ceca anunciaban que todo el sector, incluidos grandes bancos como el Santander o el Sabadell, y aquellos provenientes de las antiguas cajas de ahorro, se sumarán a la medida.

Así, los clientes con derecho a prestación por desempleo y que hayan cobrado la misma el mes pasado podrán disponer de esos fondos en sus cuentas casi un semana antes, en torno al 3 de abril. Tradicionalmente el pago se realiza el día 10, pero este año al ser festivo se adelantará al 9.

El procedimiento no requerirá de ninguna petición ni trámite administrativo extraordinario, ya que se realizará de forma automática gracias al trabajo previo de varios equipos destinados en las entidades.

Quedan fuera un millón de afectados

En cambio, los nuevos receptores no podrán cobrar la prestación mientras que las autoridades no remitan la información necesaria para el pago a las entidades financieras.

Se calcula que se verán afectados alrededor de un millón de clientes que se han visto incluidos en un ERTE en las últimas semanas y que tardarán varios días más en poder percibir el dinero.

Fuentes del Gobierno reconocen a  que los servicios autonómicos de empleo y el estatal están colapsados a la hora de registrar y reconocer las prestaciones por desempleo.

Recuerdan que los afectados por los ERTE en los registros de desempleo tienen un decalaje mínimo de cinco días entre el momento en el que se presentan a la autoridad laboral hasta que se resuelve su autorización.

Además, debe darse traslado de los datos de estos nuevos parados temporales al SEPE para que les reconozca la prestación y después remitir la información necesaria para el pago al banco.

Hay que recordar que, hasta el pasado viernes, el Gobierno no aprobó el formulario y los documentos que las empresas deben acompañar en su solicitud de las prestaciones por desempleo de los trabajadores afectados por los ERTE.

Evitar aglomeraciones en el cobro del paro

Los bancos defienden que se trata de una medida que ayudará a un tránsito escalonado para la retirada imprescindible de efectivo, como ya ocurrió hace unas semanas con el adelanto del cobro de pensiones.

La medida se suma a otras iniciativas puestas en marcha por el conjunto del sector financieros en las últimas semanas para mitigar el impacto de la crisis sobre sus clientes.

Entre ellas destacan la aprobación de una moratoria de seis meses en el pago de hipotecas o créditos o la supresión de las comisiones por retirar efectivo en cajeros de la competencia.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable