Dinero

Bankia lleva varios meses ampliando su relación comercial con ING… y ahora surge una propuesta de fusión

Está explotando el negocio de pymes y autónomos de la entidad holandesa, que contribuye también a la inversión en la red de cajeros del banco nacionalizado

José Sevilla, consejero delegado de Bankia, y José Ignacio Goirigolzarri, presidente.
photo_cameraJosé Sevilla, consejero delegado de Bankia, y José Ignacio Goirigolzarri, presidente.

Según publicó este miércoles el diario Expansión, Artisan Partners, el segundo mayor accionista de Bankia con una participación del 3%, frente al 60,3% del FROB, promueve una operación de fusión de la entidad nacionalizada con el banco holandés ING, donde también es accionista, para evitar una hipotética integración entre Bankia y Banco Sabadell, con la que el mercado lleva especulando desde hace meses.

El diario, que cita al socio gestor del fondo internacional de Artisan, David Samra, indica que el fondo ya ha planteado su reticencia a una hipotética operación entre Sabadell y Bankia, y promueve, en cambio, una integración con ING que aportaría una potente plataforma tecnológica al negocio y facilitaría la salida del FROB del capital del banco, así como una integración transfronteriza que sería apoyada por el BCE

Pese a ello, la preferencia de Artisan por ING parece que todavía es sólo una declaración de intenciones, ya que el fondo todavía no ha obtenido apoyos entre los accionistas significativos de ING, según Expansión.

Además, fuentes del FROB y de Bankia han evitado realizar algún comentario al respecto, al tiempo que han negado la existencia de alguna operación de consolidación sobre la mesa en la que esté involucrado Bankia.

Acuerdo para la retirada gratuita en cajeros

No obstante, fuentes financieras, consultadas por Confidencial Digital, no pasan por alto que ING y Bankia han ido ampliando su relación comercial en los últimos meses.

La entidad holandesa renovó a finales de junio el acuerdo que suscribió en octubre de 2017 con el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri para que sus clientes puedan retirar dinero en efectivo de la red de cajeros Bankia de manera gratuita a partir de 50 euros. El convenio tenía una vigencia de dos años y se prolongó a cinco ejercicios.

A cambio de la renovación, Bankia rebajó lo que cobra a ING, si el cliente saca más de 50 euros, que pasó de 0,85 euros a 0,65 euros. ING repercute el mismo coste a sus clientes que hacen extracciones inferiores a 50 euros por lo que también vio rebajada su factura a 0,65 euros. 

El pacto permite poner a disposición de sus clientes una red de más de 5.400 cajeros, a la vez que garantiza a Bankia unos ingresos mínimos derivados de las comisiones por la utilización de los mismos.

El banco online paga a Bankia 0,65 euros por cada operación de retirada de efectivo en la red de cajeros automáticos, con lo que contribuye a la inversión realizada por el banco para el mantenimiento y la modernización de sus cajeros y facilita el acceso a la retirada de efectivo a los clientes de la entidad holandesa.

Por su parte, ING asume esta cuantía por las retiradas de efectivo que sus clientes realicen iguales o superiores a 50 euros en la red de Bankia.

Con la renovación del acuerdo, los clientes de ING pueden retirar dinero en efectivo de manera gratuita y a partir de cualquier importe en todos los cajeros de ING, Euronet, Cashzone, Banco Popular, Banco Pastor, Targobank y Banca March, desde 50 euros en todos los cajeros de Bankia y desde 200 euros en cualquier cajero del territorio nacional. Asimismo, la transacción es gratuita en los más de 8.000 puntos Twyp, situados en gasolineras y supermercados.

Animó a los clientes empresariales a irse a Bankia

Por si esto fuera poco, la entidad holandesa había alcanzado un mes antes un acuerdo con Bankia para ofrecer a sus clientes de empresa, pymes y autónomos financiación y otros productos y servicios financieros en condiciones especiales, después de que ING anunciara que dejaba de prestar servicio a ese segmento.

No es frecuente que un banco anime a sus clientes a irse a otro de la competencia. Quizá era la primera vez que ocurría. Pero el hecho es que ING decidió en mayo de este año dejar de atender a sus clientes pymes y autónomos porque no le resultan rentables y confirmó que iba a enfocarse en otros perfiles.

Por eso, se dirigió a este grupo de 110.000 clientes para que, si lo deseaban, se fuesen a Bankia, en donde tienen ahora condiciones ventajosas y similares a las que gozaban en la entidad holandesa.

Estos clientes han pasado a disponer de cuentas sin comisiones, tarjetas sin coste y financiación en condiciones exclusivas. Durante el primer año, los clientes de empresas procedentes de ING disfrutan de la exención de comisiones, y a partir de mayo de 2020, para seguir contando con esta ventaja tendrán que tener domiciliados con Bankia los seguros sociales o impuestos en los últimos tres meses de forma ininterrumpida. Bastará con cumplir dos de entre una serie de requisitos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable