Dinero

BBVA pacta con Blackrock y los grandes accionistas una tregua de seis meses por el caso Villarejo

Han acordado rebajar la presión sobre Carlos Torres tras arrancarle el compromiso de una “política de dividendos, predecible y sostenible”

Carlos Torres (izquierda), en la Junta de Accionistas del BBVA.
photo_cameraCarlos Torres (izquierda), en la Junta de Accionistas del BBVA.

Carlos Torres obtuvo el respaldo del 98% de los socios de BBVA en la última junta de accionistas para repetir como miembro del órgano rector de la entidad. Ese apoyo de los grandes accionistas del banco no se debe únicamente a la renuncia de FG, anunciada solo unas horas antes. Han decidido conceder al presidente una tregua de seis meses.

Hay que recordar que una de las mayores preocupaciones de la cúpula de BBVA, en los días previos a la junta, era que los votos favorables fueran mayoritarios pero con un porcentaje muy inferior después de la gestión del caso Villarejo y los lazos que le unen a su antecesor, Francisco González, algo que le hubieran dejado en una posición bastante debilitada.

La inquietud tenía su fundamento en que los asesores de los grandes fondos de inversión habían aconsejando un “voto de castigo” a Torres por el escándalo de las supuestas escuchas ilegales, ya que podría afectar en un futuro al desarrollo del negocio y el patrimonio de la entidad.

Finalmente, los principales accionistas del banco no tuvieron en cuenta estas recomendaciones, ya que sólo el 2% rechazó la propuesta de reelección de Carlos Torres para los próximos tres años.

Torres tiene seis meses de tregua

La conclusión que sacan es que, al menor por ahora, el seguimiento del efecto de las informaciones sobre el caso Villarejo no ha tenido impactos ni en el negocio ni en la cotización de los títulos de BBVA en Bolsa. En un entorno reputacional muy complejo, la acción avanza este año más que ninguna otra, un 16%, entre los bancos del IBEX-35.

Pero los grandes accionistas del banco, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes financieras, continúan defendiendo que el esclarecimiento de los hechos no puede demorarse en exceso y han concedido una tregua de seis meses a Torres, con el apoyo que le brindaron en la votación de la junta como primer gesto.

El presidente de la entidad recalcó que es tan importante realizar rápido este trabajo como hacerlo bien, porque se trata de posibles “conductas graves y deplorables”. Sin dar plazos concretos, Carlos Torres aseguró que quedan por delante meses de trabajo para determinar las responsabilidades en un material que abarca un periodo de 15 años.

Los accionistas mantienen posiciones

Por el momento, la mayoría de los fondos con participaciones relevantes en el banco mantienen sus posiciones o las han elevado en lo que va de año. BlackRock ha estabilizado su participación a las puertas del 6%, un paquete que lo convierte en el mayor accionista de BBVA.

El fondo norteamericano Vanguard y el gestor del fondo noruego de pensiones, Norges Bank, tampoco se han movido en el valor, donde mantienen participaciones del 4% y del 2,6% respectivamente. Otros fondos que tienen entre el 0,5% y el 1% del capital (Deutsche Bank, Credit Agricole, el fondo de pensiones gubernamental de Japón, UBS o State Street) se han comportado en la misma línea.

Los movimientos de otros grandes inversores tampoco han sido significativos, con algunas excepciones de gestoras como las de BNP Paribas o la de Capital Group, que han adquirido paquetes de títulos millonarios. En el lado contrario, las ventas han sido poco relevantes.

Política de dividendos sostenible

Según las fuentes consultadas por ECD, la decisión de los fondos de conceder esta tregua a Torres se ha visto reforzada después de que BBVA haya propuesto pagar en abril de este año un dividendo complementario por un importe bruto de 16 céntimos de euro por acción, en efectivo. Supone un incremento del 7% sobre el pagado en 2018.

El dividendo total del año asciende a 26 céntimos de euro por acción, lo que representa un ‘payout’ del 37% del beneficio, excluyendo la venta de BBVA Chile. Asimismo, el presidente de BBVA ha reiterado el compromiso de la entidad con una “política de dividendos clara, predecible y sostenible”, lo que, a priori, más interesa al accionista.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes