Dinero

BBVA no va a caer por proteger a FG. Mensaje de Carlos Torres a los grandes accionistas

El banco va a declarar la semana que viene en la Audiencia Nacional que los encargos a Villarejo se realizaron para blindar al ex presidente ante el asalto de Sacyr

Francisco González, ex presidente de BBVA.
photo_cameraFrancisco González, ex presidente de BBVA.

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, acaba de imputar a Francisco González. En la dirección de BBVA, encabezada por Carlos Torres, tienen claro que la prioridad ahora es salvar al banco, desligando a la entidad de actuaciones personales de algunos de sus antiguos directivos.

Tras solicitarlo la Fiscalía Anticorrupción este mismo miércoles por los presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos, el magistrado ha acordado citar a FG como investigado el próximo 18 de noviembre en el marco de la causa que sigue la pista de los presuntos pagos de la entidad financiera al ex comisario.

Villarejo espió presuntamente por orden de BBVA a líderes políticos y empresariales a partir de 2004, cuando la constructora Sacyr inició un movimiento para tratar de tomar el control del grupo bancario, que finalmente no tuvo éxito.

Desligar al banco de actuaciones individuales

El ‘caso BBVA’ estalló en mayo de 2018, cuando se difundieron las primeras facturas pagadas por el banco a Villarejo por valor de más de 200.000 euros -importe que, posteriormente, se elevó a más de 10 millones-. Entonces, Francisco González aseguró que inició una investigación interna, pero no descubrió nada.

Apenas unos meses después, Carlos Torres se haría con la presidencia de la entidad y reorganizó las pesquisas: contrató a los despachos de abogados de Garrigues y de Uría, así como al auditor PwC.

Los descubrimientos realizados se han enviado a la Audiencia Nacional, donde también se encuentra imputado el BBVA como persona jurídica y cuyo representante ha sido citado el próximo miércoles.

Así pues, en la declaración del banco ante la Audiencia Nacional, que tendrá lugar la semana que viene, BBVA va a presentarse como una “víctima” de la contratación del ex comisario por la anterior dirección, y va a pelear por desligar las responsabilidades personales de sus antiguos ejecutivos de las que afecten a la propia entidad.

Carlos Torres calma a los grandes accionistas

Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes financieras conocedoras del caso, que esta es la estrategia de defensa que el presidente del banco, Carlos Torres, ha trasladado a los principales accionistas y que busca tranquilizarles con el mensaje de que “BBVA no va a caer, en ningún caso, por proteger a FG”.

El Ministerio Público no solo apunta al ex presidente de BBVA, sino que también pidió esta semana la imputación de Juan Asúa, actual asesor del presidente Carlos Torres; de Eduardo Arbizu, ex responsable legal; de Manuel Castro, exjefe de riesgos; de Eduardo Ortega, director de los servicios jurídicos; y de otro directivo del banco, José Manuel García Crespo.

Por lo tanto, defenderá que los encargos a Villarejo no se realizaron en beneficio de BBVA, sino que tenían como objetivo blindar la posición personal de González, quien intentó evitar de esa manera su destitución como presidente por el asalto de Sacyr.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?