Dinero

CaixaBank rebaja el ERE en 1.000 despidos creando 100 oficinas más de atención personal

Ha decidido aumentar el número de sucursales ‘Store’ a 700 en toda España. El banco valorará a los empleados que puedan actuar como asesores financieros

Sucursal de CaixaBank.
photo_cameraSucursal de CaixaBank.

CaixaBank está dispuesto a rebajar el ERE de 2.157 personas que acaba de plantear a los sindicatos. En la entidad se recuerda que normalmente en el comienzo de las negociaciones se anuncia un número de salidas, que luego suele quedar muy por debajo. El mayor número de sucursales ‘Store’ será una de las principales vías de recolocación.

En diciembre, CaixaBank confirmó a los sindicatos que preparaba un plan de salidas que afectaría a 2.500 personas. Realizó el anuncio en una reunión en la que los responsables del banco explicaron el plan estratégico para los próximos tres años a los representantes de los trabajadores.

En números redondos, la entidad cuenta con alrededor de 30.000 empleados. Por lo tanto, las salidas que planteaba la entidad rondarían entre el 7% y el 10%.

Reducir el número de despidos

Ahora, la dirección de CaixaBank acaba de comunicar a los sindicatos que prevé reducir su plantilla en toda España en un total de 2.157 personas, lo que supone un 7,3% de la masa laboral del banco.

Ese sería el excedente que se produce como consecuencia del cierre previsto de oficinas, que finalmente afectará a 793 sucursales urbanas.

Pero en el banco que preside Jordi Gual advierten de que normalmente en las negociaciones se plantea un número de salidas, que se suele quedar muy por debajo. Fuentes internas recuerdan que CaixaBank planteó 3.000 despidos en 2013 y acabó ejecutando sólo 2.400. Hubo 4.000 solicitudes y muchas personas no pudieron salir.

Un centenar de sucursales ‘Store’ más

Así, CaixaBank rebajará la cifra de despidos con la apertura de 100 oficinas ‘Store’ más de las previstas inicialmente, donde podrán ser recolocados un buen número de empleados, a una media de 10 personas por sucursal.

El plan se centra en transformar las oficinas tradicionales en centros de asesoramiento que pretenden estar “más cerca del cliente”.

Según lo establecido en el plan estratégico del banco, la previsión en diciembre era abrir 300 sucursales ‘Store’, que pasarían de ser 285 a más de 600 en toda España. En menos de un mes, la dirección de la entidad ha decidido extender este modelo de oficina en áreas urbanas y ampliar el cupo de sucursales hasta 700.

Colocará en estos puntos de atención gestores especializados que atenderán a los clientes en un horario más extendido que el que ofrecen los centros urbanos, que generalmente permanecen abiertos desde las 08:15 hasta las 14:00.

Otra de las decisiones de CaixaBank es consolidar y potenciar el modelo AgroBank en el ámbito rural (poblaciones con menos de 10.000 habitantes), donde cuenta con más de 1.000 sucursales, “de forma que se garantice la sostenibilidad de un modelo diferencial de inclusión financiera”.

Retendrá a los asesores personales

CaixaBank valorará a los empleados que puedan actuar como asesores financieros. Se ha propuesto que toda la plantilla que desempeña su trabajo en las oficinas comerciales acceda al certificado Mifid 2, necesario para aquellos profesionales en cuyos cometidos se encuentre el asesoramiento y la información de productos financieros a clientes.

Por el momento, la entidad ha completado el proceso de certificación de todos los empleados asesores sujetos a los nuevos requisitos de formación en esta normativa -cuya directiva europea entró en vigor el año pasado- por sus funciones de venta de determinados productos a los clientes.

Han pasado por esta formación y han obtenido su certificación correspondiente 10.500 empleados. La normativa exige un asesor por oficina como mínimo.

Estos profesionales pertenecen mayoritariamente a los colectivos que, según la nueva normativa, tienen que contar con una certificación reconocida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata, sobre todo, de directores, gestores y especialistas que ofrecen asesoramiento a los clientes de los diferentes negocios, incluyendo principalmente banca privada, banca premier y banca de empresas.

Además, el banco tiene decidido ampliar a todos los empleados que trabajan en sus 5.397 oficinas comerciales la formación para que obtengan el certificado Mifid2. De esta forma, a los 10.500 trabajadores ya certificados, se le sumarán otros 15.000 empleados en los próximos dos años.

De esta forma, puede contar con todo su equipo de asesoramiento financiero certificado de acuerdo con las exigencias normativas.

CaixaBank inició en el año 2015 un plan especial de formación para preparar la adaptación a Mifid 2 que incluía un itinerario creado por la Universitat Pompeu Fabra-Barcelona School of Management y la posibilidad de obtener además la certificación internacional en asesoramiento financiero otorgada por el Chartered Institute for Securities and Investment (CISI).

Para lograr el objetivo de certificar a 25.500 empleados, organizará hasta 2020 dos ediciones anuales de un programa formativo especial con el que certificará a 5.000 profesionales cada año.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?